La mujer mantuvo escondido el cuerpo del niño en el baño de la casa donde vivían hasta que la Policía allanó la vivienda. Foto: referencial | Fuente: AFP

Una mujer de 29 años ahorcó a su hijo hasta matarlo. Según ella, el niño de 11 años era “muy travieso”. Este crimen ocurrió en una localidad rural del departamento boliviano de La Paz, informó este martes una fuente policial a EFE.

El hecho ocurrió el domingo en la noche en la localidad de Sica Sica, ubicada a uno 124 kilómetros del sureste de la capital, dijo a los medios el director de la Fuerza Especial de Lucha contra el Crimen de La Paz, Sergio Bustillos.

“Lo que refiere la madre es que lamentablemente este muchachito era muy travieso, una persona demasiado hiperactiva, por lo que ella ya estaba cansada de este tipo de problemas y, luego de una reyerta que tuviese con su hermano menor, es que toma la decisión de quitarle la vida”, explicó Bustillos.

Un “surco equimótico” que se observa en el cuello del menor da a pensar que la madre usó una soga para cometer el homicidio, indicó el jefe policial. "Lamentablemente ha sido una muerte violenta", agregó.

La mujer mantuvo escondido el cuerpo del niño en el baño de la casa donde vivían. La autopsia reveló que el niño sufría "desnutrición severa y tenía algún tipo de lesión" hechas "con anterioridad", por lo que la Policía cree que "probablemente habría sido víctima de agresión física por parte de su madre", añadió Bustillos.

El Ministerio Público está al tanto de lo ocurrido. La madre será procesada por el delito de infanticidio.

Desde enero hasta julio de este año se han registrado 33 infanticidios y 80 feminicidios en Bolivia, de acuerdo a datos difundidos por el ministro de Justicia y Transparencia Institucional, Héctor Arce.

El ministro dio esta información tras la firma de un “pacto” con la Fiscalía General del Estado para eliminar la impunidad en los casos de violencia hacia niños y mujeres.

(Con información de EFE)

¿Qué opinas?