Brasil ha presentado un alarmante incremento de casos de COVID-19 en los últimos dos meses
Brasil ha presentado un alarmante incremento de casos de COVID-19 en los últimos dos meses | Fuente: EFE | Fotógrafo: Antonio Lacerda

El Gobierno de Brasil anunció hoy sábado que será aplicada una cuarta dosis de la vacuna contra la COVID-19 a los mayores de 50 años, medida ya anticipada por algunos municipios y que se oficializa ahora, en medio de un repunte de los casos.

En un comunicado oficial, el Ministerio de Salud del país explicó que esa decisión fue tomada por "la tendencia de aumento del número de casos de COVID-19, sobre todo entre los grupos más vulnerables y expuestos".

Después de una fuerte incidencia de la enfermedad en los dos primeros meses de este año, se había registrado una acentuada caída en el número de muertes y casos que, sin embargo, se ha revertido en las últimas semanas.

Aumento de casos

Desde mediados del mes pasado, el promedio de muertes se sitúa en unas 100 diarias y los casos se han estabilizado en torno a los 40.000 cada 24 horas, cuando entre marzo y abril habían caído respectivamente a unos 50 decesos y a menos de 10.000 contagios.

Esta situación, aunque aún no presiona a la red hospitalaria, ha disparado nuevamente las alarmas en uno de los países más golpeados por la crisis sanitaria en el mundo, junto con Estados Unidos y la India.

Desde febrero de 2020, cuando la pandemia irrumpió en el país, Brasil, con una población de 210 millones de habitantes, acumula poco más de 31 millones de casos y casi 667.000 muertes.

Hasta ahora, la cuarta dosis de las vacunas, o segunda de refuerzo, era aplicada solo a personas con comorbilidades o mayores de 60 años, un límite que, por la nueva situación, cae ahora a los 50 años de edad.

Según los datos oficiales, hasta hoy el 77 % de los brasileños ha tomado dos dosis de la vacuna, en tanto que casi el 40 % ha recibido el primer refuerzo. (EFE)