La ley no penalizará a aquellos que proporcionan ayuda a personas que cuestionan su orientación sexual o identidad de género.
La ley no penalizará a aquellos que proporcionan ayuda a personas que cuestionan su orientación sexual o identidad de género. | Fuente: Flickr | Referencial

El Gobierno de Canadá anunció este jueves que hará ilegal el uso de la llamada terapia de conversión, que tiene como objetivo cambiar la orientación sexual de las personas, en los casos de menores y de aquellos adultos que no hayan consentido la controvertida práctica.

El ministro de Justicia de Canadá, David Lametti, señaló en una rueda de prensa que el Gobierno canadiense ha presentado ante el Parlamento el proyecto de ley que también ilegaliza llevar a menores fuera de Canadá para que sean sometidos a la terapia de conversión, así como beneficiarse económicamente de la práctica o promocionar su uso.

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, declaró tras el anuncio que "hace tiempo que había que detener esta inaceptable y desacreditada práctica que ha dañado a demasiados LGTBQ canadienses".

Lametti aseguró que todas las formaciones con representación parlamentaria, incluido el principal grupo de la oposición, el Partido Conservador, han expresado su voluntad de votar a favor del proyecto de ley.

"Estamos intentado crear una arquitectura en la que las personas jóvenes se sientan cómodas para decir 'no, no puede hacer esto. Esta es la manera en que soy", explicó Lametti.

La ley no penalizará a aquellos que proporcionan ayuda a personas que cuestionan su orientación sexual o identidad de género como profesores, consejeros escolares y religiosos o profesionales de salud mental.

Aquellas personas que sean condenadas por forzar la terapia de conversión se enfrentarán a hasta cinco años en prisión, mientras que promover su práctica podrá suponer hasta dos años.

Según datos que maneja el Gobierno canadiense fruto de una encuesta realizada entre noviembre de 2019 y enero de 2020, 1 de cada 5 varones en Canadá que no se identifican como heterosexuales han sufrido intentos de cambiar su orientación sexual, identidad de género o expresión de género.

Además, de acuerdo con un estudio publicado en la revista médica Canadian Journal of Psychiatry, 20.000 personas LGTBQ han sido sometidas a la terapia de conversión o a esfuerzos similares en el país.

Varias provincias canadienses, así como algunas municipalidades, ya han prohibido la práctica y promoción de la terapia de conversión, también denominada como "terapia reparadora".

EFE

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.