Foto: EFE
Al menos 15 miembros de la Comisión de Acusación de la Cámara de Colombia presentaron su renuncia por falta de garantías, herramientas jurídicas y presupuesto.

Germán Olano, uno de sus integrantes, denunció que "se ha llegado al extremo de la ineficacia" en esa instancia judicial.

Dicho grupo de trabajo, investiga el conflicto legal entre el presidente colombiano, Álvaro Uribe, con el magistrado de la Corte Suprema César, Julio Valencia Copete.

Además está encargada de investigar a miembros de las altas cortes (Corte Constitucional, Corte Suprema, Consejo de Estado y Consejo Superior de la Judicatura), así como a la Fiscalía General de la Nación.

Olano se quejó de que la Comisión no cuenta con recursos idóneos para realizar sus tareas, reveló el portal colombiano El Tiempo.

Dijo que no tiene recurso humano calificado, que no hay siquiera una grabadora, indispensable en las diligencias.

"No queremos volvernos en un colchón de impunidad", exclamó el representante, quien confirmó que ya hay una carta de renuncia firmada por diez de sus miembros.