México declara emergencia sanitaria y alarga suspensión de actividades por COVID-19

La pandemia del COVID-19, que ya ha dejado 28 muertos y 1,094 afectados en México, se considera en el país "grave y de atención prioritaria", señaló la Secretaría de Salud.

El Gobierno de México declaró la emergencia sanitaria. | Fuente: AFP

El ministro de Exteriores de México, Marcelo Ebrard, anunció este lunes que el Gobierno ha declarado la "emergencia sanitaria de fuerza mayor" ante el aumento de casos de coronavirus en el país, que ya ha dejado 28 muertos y 1,094 afectados.

Ebrard, que explicó que el COVID-19 se considera en el país "grave y de atención prioritaria", precisó que la Secretaría de Salud de México ha recomendado a los habitantes que permanezcan en sus casas con el objetivo de frenar la expansión del coronavirus. La medida estará en vigor hasta el 30 de abril.

Por otra parte, el Ejecutivo de Andrés Manuel López Obrador ha ampliado también hasta el 30 de abril la suspensión de las actividades no esenciales decretada en el marco de la crisis derivada de la pandemia.

Estaba previsto que la prohibición, que afecta a los sectores público, privado y social, se levantara el 20 de abril, según recordó el subsecretario de Salud mexicano, Hugo López-Gatell.

"Estamos ya en una fase de ascenso rápido", ha señalado López-Gatell, que, no obstante, aseveró que aún hay una oportunidad de mitigar la transmisión de casos de COVID-19 en México. Según indicó, la fase tres, la de transmisión comunitaria, será la más rápida.

Otras medidas

En este contexto, López-Gatell ha anunciado más medidas emprendidas por la Administración de López Obrador para intentar frenar la expansión del COVID-19.

Así, también se han prohibido las reuniones de más de 50 personas. México ya había suspendido la congregación de grupos de más de 100 personas.

Por otra parte, se ha establecido, desde este lunes hasta el 30 de abril, un resguardo domiciliario "corresponsable", que se aplica de forma más estricta a los mayores de 60 años, las personas que padecen hipertensión o diabetes, a las embarazadas y a la población vulnerable, indicó López-Gatell, según el diario local Excélsior.

Asimismo, el subsecretario de Salud avisó que el regreso a las actividades habituales será "escalonado" y especificó que todas estas medidas deben aplicarse "con respeto a los Derechos Humanos".

A nivel global, la pandemia de COVID-19 ha causado más de 37,000 muertes y más de 777,000 contagios.

(Europa Press)

¿Qué opinas?