INTERPOL DROGA CUARENTENA
Algunas de las drogas se encontraban escondidas en falsas mochilas de entrega a domicilio. | Fuente: Interpol

Interpol lanzó este jueves una alerta sobre un nuevo 'modus operandi' de los narcotraficantes, que utilizan servicios de entrega a domicilio de pizza u otros alimentos para transportar drogas o armas en los países que se encuentran bajo confinamiento por la pandemia de coronavirus.

A comienzos de abril, la policía española detuvo en Alicante y Valencia (España) a siete personas ataviadas como repartidores a domicilio, que en realidad entregaban, ya fuera en bicicleta, motocicleta o coche, cocaína y marihuana, indicó en un comunicado la organización de cooperación policial internacional con sede en Lyon (centro-este de Francia). 

Algunas de las drogas se encontraban escondidas en falsas mochilas de entrega a domicilio, añadió Interpol, que alertó a los 194 países miembros de la organización sobre este nuevo procedimiento de tráfico. 

Además de España, este mismo método ha sido detectado por las policías de Irlanda, Malasia y el Reino Unido, donde falsos repartidores (de alimentos) transportan cocaína, marihuana, ketamina y éxtasis. En Irlanda, por ejemplo, la policía encontró ocho kilogramos de cocaína y dos armas escondidas en cajas para pizzas. 

"Los criminales siguen adaptándose a un mundo conmocionado por la pandemia de COVID-19", destacó Stephen Kavanagh, director de los servicios policiales de Interpol, insistiendo sobre la importancia de alertar a las fuerzas del orden en el mundo entero sobre estos nuevos circuitos del narcotráfico.

(Con información de AFP)