Disparos forzaron aterrizaje de helicóptero de la Policía en México

El atentado ocurrió en una zona ´agreste´ de Michoacán. Al menos seis policías federales iban en la aeronave y dos de ellos resultaron heridos en la maniobra.
Referencial

Un helicóptero de la Policía Federal se vio forzado a aterrizar en el oeste de México después de ser "agredido con disparos de arma de fuego por parte de presuntos integrantes de la delincuencia organizada", confirmaron hoy a Efe fuentes de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).

Un portavoz de la dependencia dijo a Efe que el ataque, ocurrido en el municipio de Apatzingán, en el occidental estado de Michoacán, "en ningún momento puso en riesgo la estabilidad de la nave".

Los hechos ocurrieron en una zona "agreste" de Michoacán, donde unos disparos contra el aparato motivaron que "para prevenir cualquier percance", el piloto aterrizara de emergencia en la comunidad de Vicente Guerrero, localizada a unos seis kilómetros del lugar de la agresión.

Al menos seis policías federales iban en la aeronave y dos de ellos resultaron heridos en la maniobra, por lo que "de inmediato fueron trasladados para su atención médica y se reportan fuera de peligro", explicó la SSP.

El portavoz detalló que por el momento no se podía confirmar si alguno de los disparos llegaron a impactar al helicóptero, tipo MI, que realizaba "actividades de patrullaje, disuasión y apoyo táctico" en la zona.

El helicóptero atacado fue resguardado por agentes de la Policía Federal apoyados por personal de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Michoacán es uno de los estados del oeste de México donde el Gobierno ha desplegado al Ejército y la Policía Federal para hacer frente a las organizaciones criminales que disputan la zona, entre ellas La Familia, supuestamente autodisuelta, y la de los Caballeros Templarios, que estaría en estos momentos activa.

La mayor parte de las actividades de estos grupos tienen que ver con el narcotráfico, pero también con otros delitos como las extorsiones y los secuestros.

El despliegue de fuerzas federales forma parte de la estrategia de combate frontal al crimen organizado lanzada por el presidente Felipe Calderón tras su llegada al poder en diciembre de 2006, para tratar de prevenir la violencia y recuperar el control de algunas zonas del país con importante presencia de la delincuencia. EFE