Estados Unidos y China celebran entre hoy y mañana su primer diálogo estratégico y económico bajo el Gobierno del presidente Barack Obama, ocasión en la que se centrarán en el cambio climático, la crisis y los desafíos en política exterior.

El diálogo será inaugurado por Obama y después se iniciará la primera sesión de trabajo que estará presidida, por parte de EEUU, por la secretaria de Estado, Hillary Clinton, y el secretario del Tesoro, Timothy Geithner, y del lado chino por el consejero de Estado, Dai Bingguo y el viceprimer ministro, Wang Qishan.

El Departamento de Estado ha subrayado que el cambio climático y las energías limpias serán dos de los principales temas en los que se centrarán este año y serán con los que comenzará las conversaciones.

En la sesión matutina de hoy, ambas partes evaluarán acciones de política interior para reducir sus emisiones y la colaboración bilateral entre EEUU y China en esta materia.

El secretario de Energía, Steven Chu, acudirá a esta reunión, al igual que la administradora de la Agencia de Protección Medioambiental de EEUU (EPA, por su sigla en inglés), Lisa Jackson, y el asesor científico de la Casa Blanca, John Holdren.

Por la tarde, ambas delegaciones discutirán cómo impulsar una economía basada en un consumo más bajo de carbón y promover un crecimiento económico sostenible para el medio ambiente, según funcionarios del Departamento de Estado.

EEUU también prevé conversar con China sobre los derechos humanos, la situación en el Tíbet y los recientes incidentes en Xinjiang, indicaron los funcionarios.

El diálogo estratégico y económico entre ambos países tiene lugar por primera vez, después de que los presidentes de EEUU y de China, Barack Obama, y Hu Jintao, respectivamente, acordaran crearlo el 1 de abril en una reunión que mantuvieran en Londres.

Obama delegó esta tarea en Clinton, quien se encargará de la parte diplomática de la reunión, y en Geithner, quien conversará con China sobre los asuntos económicos.

EEEU y China se reunirán una vez al año en el marco de este diálogo y se turnarán a la hora de organizar las rondas de conversaciones de alto nivel.

EFE