Es la primera vez que líderes de EE.UU. y Corea del Norte se reúnen en esta frontera y además Trump ha cruzado la línea divisoria y se ha convertido en el primer presidente estadounidense que pisa jamás territorio norcoreano.

| Fuente: AFP

Trump ha salido primero del edificio conocido como Freedom House, situado en el sur de la Zona de Seguridad Conjunta (JSA), en el corazón de la zona desmilitarizada (DMZ) que divide ambas Coreas, que permanecen en guerra desde los cincuenta.

| Fuente: AFP

Kim se ha aproximado desde el pabellón Panmungak, el lado norte de la JSA, y se ha dirigido a la línea de demarcación militar (MDL), donde le esperaba Trump.

| Fuente: AFP

Tras saludarse con un apretón de manos han intercambiado unas breves palabras, con Kim diciendo: "Me alegro de verle de nuevo. No esperaba verle jamás en este lugar".

| Fuente: EFE

A continuación Trump ha cruzado la MDL y ha hecho historia. Tras unos instantes ambos han cruzado de nuevo hacia la franja sur de la JSA, donde han hablado brevemente con la prensa.

| Fuente: EFE

"Se trata un momento histórico que pretende poner fin al conflicto en la península", ha dicho Kim, que ha calificado el gesto de Trump "valiente".

| Fuente: AFP

El presidente estadounidense ha dicho que "están pasando cosas muy positivas" en la península a raíz del acercamiento entre Washington y Pionyang iniciado el año pasado.

| Fuente: AFP

"Nos hemos reunido y nos gustamos el uno al otro desde el primer día y eso es lo que importa", añadió.

| Fuente: EFE

Tras otro apretón de manos, Kim ha saludado al presidente surcoreano, Moon Jae-in, que también ha acudido a la frontera.

| Fuente: AFP

El tercer encuentro entre Donald Trump y Kim Jong Un este domingo en la Zona Desmilitarizada entre las dos Coreas tuvo mucho de simbólico, pero los analistas están divididos sobre su alcance, entre un simple golpe de comunicación o un gran paso hacia la paz.

| Fuente: EFE

Estados Unidos exige a Corea del Norte que renuncie de manera definitiva a su programa nuclear, mientras que el régimen totalitario reclama como condición previa el levantamiento de las sanciones internacionales de las que es objeto.

| Fuente: EFE

Desde el fracaso de la cumbre de Hanói, Pyongyang acusaba a Washington de haber actuado de "mala fe" y le había dado hasta fin de año para cambiar su postura.

| Fuente: EFE
¿Qué opinas?