MɘICO ASSANGE
Evo Morales, expresidente de Bolivia. | Fuente: EFE

El expresidente de Bolivia Evo Morales está bajo cuidados médicos tras conocerse este martes que dio positivo a la COVID-19, aunque inicialmente se confundió uno de sus síntomas con un resfriado.

"De acuerdo a los análisis de laboratorio practicados en las últimas horas al expresidente Evo Morales Ayma, se le detectó COVID-19", señala un comunicado difundido en Facebook por la radioemisora cocalera Kawsachun Coca de la región del Trópico de Cochabamba, su principal bastión político y sindical.

La comunicación replicada por esta radio, en la que Morales conduce un programa los fines de semana, señala también que el exgobernante "se encuentra estable y está recibiendo el tratamiento y la atención médica que el caso aconseja".

La incógnita sobre la salud del exmandatario boliviano ha sido motivo de polémicas desde este pasado lunes por la noche cuando algunos medios locales difundieron la versión de su posible contagio, a raíz de la visita que hizo a una clínica privada en Cochabamba.

"Agradezco a tantas personas que se preocupan constantemente por mi salud y bienestar. Gracias a Dios, a la Pacha (Pachamama) y a tantas muestras de solidaridad de nuestro pueblo me encuentro muy bien", escribió Morales en Twitter tras las primeras sospechas de haberse contagiado.

Sin embargo, este martes pasado al mediodía, Morales acusó a un diario boliviano de hacer periodismo "dañino y mezquino" porque consideró que "especula" con su estado de salud, en lo que parecía descartarse el contagio.

Más adelante la duda volvió a aparecer cuando en otro mensaje agradeció a algunos periodistas y medios por la "preocupación" que mostraron por su estado de salud.

Morales, que también es presidente del gubernamental Movimiento al Socialismo (MAS), se suma a la lista de algunas autoridades del Gobierno del presidente Luis Arce que se contagiaron con el virus, como los ministros de Defensa, Exteriores y Obras Públicas. (EFE)