MÉXICO ASESINATO NIÑA
Mujer entre 42 y 45 años de edad, 1.55-1.60 aproximadamente de estatura son algunas de las características de la sospechosa. | Fuente: Fiscalía de México

La Fiscalía General de Justicia (FGJ) de la Ciudad de México ofreció este lunes una recompensa de 2 millones de pesos (unos 107.700 dólares) para encontrar al asesino de Fátima Cecilia, una niña de 7 años que desapareció la semana pasada y apareció muerta en un basurero al suroriente de la capital.

El monto de la recompensa iba acompañado del retrato de la mujer, que fue captada en videos llevando a la niña de la mano. Pese a que todavía no se sabe su nombre y ubicación, las autoridades lograron retratarla gracias a la ayuda de familiares y vecinos que la identificaron como “la señora que vendía papitas” afuera del colegio de Fátima.

“A quien aporte información para localizar a la persona con las siguientes características: Mujer entre 42 y 45 años de edad, 1.55-1.60 aproximadamente de estatura. Complexión mediana, tez morena clara, cabello largo lacio, cara redonda, ojos pequeños, nariz recta, coca mediana y mentón oval”, precisa el anuncio de la Fiscalía.

Al informar que aún se investiga como feminicidio, el vocero de la Fiscalía capitalina, Ulises Lara, confirmó la identidad de la menor de edad tras un examen genético del cadáver, que apareció en la alcaldía Tláhuac. Explicó también que un video muestra a la menor salir de la escuela con una mujer todavía no identificada.

Secuestro y asesinato

La sustracción, la privación de la libertad y el asesinato de la niña, que desapareció de forma oficial en la alcaldía de Xochimilco, también al sur de la capital, habrían ocurrido en un radio menor a los dos kilómetros, lo que constituye una de las principales líneas de investigación, detalló el portavoz. "Uno de los datos relevantes es el entorno y la distancia en la que ocurrieron los eventos. Y esto ya fue dando mucha mayor claridad de cómo se fueron sucediendo los acontecimientos", declaró Lara al pedir más tiempo para detallar más la indagatoria, sin confirmar si hubo indicios de violencia sexual.

Padres de familia de la escuela donde ocurrió el secuestro se manifestaron este lunes con pancartas pegadas en la entrada del recinto en las que se leía "Ni una más. Ya basta", "Exigimos justicia para Fátima", entre otras consignas. El caso se convirtió en tendencia en las redes sociales e incluso se posicionó la etiqueta #JusticiaParaFátima a nivel nacional, mientras que los familiares planean movilizaciones para exigir que el caso se esclarezca.

El asesinato de la niña ocurre apenas una semana después del feminicidio de Ingrid Escamilla, una joven de 25 años descuartizada por su pareja en la alcaldía Gustavo A. Madero, también en la capital del país. Además de la crueldad del crimen, el caso despertó una movilización nacional porque funcionarios capitalinos filtraron fotografías de la víctima a los medios y por la respuesta del presidente Andrés Manuel López Obrador, y de la jefa de Gobierno de Ciudad de México, Claudia Sheinbaum.

(Con información de EFE)