Fianza de US$500.000 a joven que apuñaló a taxista por ser musulmán

"Medio millón, dos millones de dólares, (...) eso vale mi vida", dijo el taxista que fue agredido, quien añadió: "Yo no hice nada para que me mataran en mi trabajo".
(Referencial)
El joven de 21 años acusado de apuñalar a un taxista de Nueva York después de enterarse de que era musulmán podrá salir de la cárcel neoyorquina de Rikers Island si paga una fianza de medio millón de dólares que le impuso un juez de Nueva York, informó hoy la prensa local.

Michael Enright se declaró inocente el 22 de septiembre de haber acuchillado el pasado agosto al taxista Ahmed Sharif, de 43 años, a quien, según la acusación, agredió en el cuello, extremidades y cara después de enterarse de que era musulmán.

El juez del Tribunal Supremo de Justicia de Manhattan Richard Carruthers condicionó la salida del acusado a que entregue su pasaporte, lleve en todo momento un dispositivo localizador y regrese a las dependencias penitenciarias a las 8 de la tarde cada día.

El rotativo neoyorquino The New York Times publica hoy que el joven estudiante de cine fue primero ingresado en el hospital psiquiátrico Bellevue de Nueva York, pero después de que los médicos le dieran el alta fue enviado a la cárcel de Rikers Island, de donde ahora podrá salir si paga la fianza.

"Medio millón, dos millones de dólares, (...) eso vale mi vida", dijo al diario Daily News el taxista que fue agredido, quien añadió: "Yo no hice nada para que me mataran en mi trabajo".

El día de la agresión, Sharif reaccionó bloqueando las puertas traseras del taxi y llamando a la Policía, que pudo detener así a Enright, acusado ahora de varios delitos relacionados con intento de homicidio con el agravante de crimen de odio racial. De probarse que es culpable, podría ser condenado a hasta 25 años de prisión.

"Todavía tengo pesadillas, no puedo dormir por la noche y me levanto cada dos o tres horas", explicó a ese mismo diario Sharif, quien afirmó estar todavía "en estado de "shock"".

El pasado abril Enright viajó a Afganistán, donde rodó material audiovisual para un documental que estaba ultimando y en el que retrataba la vida de los marines estadounidenses allí desplegados.

El joven, al que se le encontraron varios cuadernos con anotaciones contra los árabes, había trabajado como voluntario en Intersections International, una organización multicultural dedicada a favorecer el entendimiento entre culturas y que defiende el centro islámico que se quiere levantar en Manhattan, cerca de la "zona cero". EFE