El Gobierno de Estados Unidos capturó a unos 792.000 extranjeros indocumentados, el 88% de ellos mexicanos, y expulsó del país a casi 359.000 de ellos durante el año fiscal 2008, informó hoy el Departamento de Seguridad Nacional.

En ese período, que concluyó el 30 de septiembre pasado, las capturas de inmigrantes indocumentados por parte de la Patrulla de Fronteras disminuyeron un 17% de la cifra del año anterior, y representaron el 91% de todas las detenciones de indocumentados en el país.

En el año fiscal 2008 la Patrulla de Fronteras capturó a 723.840 inmigrantes indocumentados, 705.022 de ellos en la frontera sur de Estados Unidos. En 2007 había capturado 960.756 y en 2006 había detenido a 1.206.457.

"En 2008, como cada año desde 1988, el sector de Tucson (Arizona) tuvo el mayor número de capturas", señaló el informe. "Ese sector registró 317.709 capturas", el 45% en la frontera suroeste.

Los otros sectores que encabezaron la lista de capturas son el de San Diego (California), con 162.392; Valle del Río Grande (Texas), con 75.476; Laredo (Texas), con 43.659; El Centro (California), con 40.962; y El Paso (California) con 30.310.

La Agencia de Inmigración y Aduanas (ICE por su sigla en inglés) efectuó 33.575 arrestos y el Programa de Operaciones para Extranjeros Fugitivos capturó a otras 34.160 personas.

La disminución de las capturas en los últimos tres años responde al deterioro de la situación económica en Estados Unidos, que ha tornado este país menos atractivo para los trabajadores indocumentados.

La ICE mantuvo detenidas a 378.582 personas, un 22% más que en 2007. Aunque más del 61% de todos los detenidos en el año fiscal 2008 procedió de México, comparado con el 49% en el año anterior, estas personas, según el Gobierno, representaron solo el 23% de los días de detención.

"Esto refleja su estancia relativamente breve en los centros de detención", indicó el informe.

El Departamento de Seguridad Nacional, del cual dependen la Patrulla de Fronteras y la ICE, informó además que casi 359.000 extranjeros fueron sacados de Estados Unidos, en el sexto año consecutivo de cifras sin precedentes de deportaciones.

Los principales países de origen de estas personas sacadas de Estados Unidos fueron México (69%), Honduras (8%) y Guatemala (7,7%).

Otros 811.000 extranjeros decidieron "aceptar la oferta de volverse a sus países sin una orden de deportación", añadió el informe.

Del total de los trámites de salida de extranjeros de Estados Unidos, el 32% (unos 113.500) fueron "salidas expeditas", un trámite que ocurre cuando las autoridades determinan que un extranjero porta documentos falsos o no tiene documentos de ingreso apropiados.

En general, a estas personas se las saca del país sin una revisión adicional de su caso ni una audiencia.

Además, el Gobierno de Estados Unidos sacó del país a 97.100 personas con antecedentes criminales. EFE

(Foto: EFE)