Soldados armenios patrullan la frontera con Azerbaiyán en el 2012. | Fuente: AFP

El primer ministro de Armenia, Nikol Pashinián, alertó este jueves de que existe una "alta posibilidad" de reanudación del conflicto armado entre su país y Azerbaiyán en Nagorno Karabaj debido al aumento de las tensiones en el enclave. "La situación en la región es muy tensa. Y hablo, sobre todo, de la retórica agresiva de Azerbaiyán", señaló.

"Hay una alta posibilidad de guerra y tenemos que estar preparados para ella", dijo el jefe del Gobierno armenio en una entrevista con la emisora rusa Eco de Moscú. Al mismo tiempo, dijo estar convencido de que Rusia utilizará su influencia "política, geopolítica y económica" en la región para evitar la reanudación de las hostilidades. "Rusia tiene todas las herramientas para evitar una guerra (en Karabaj) y yo no creo que nuestro socio estratégico, nuestro hermano desde hace siglos, vaya a consentirla", comentó.

La disputa           

El conflicto del Karabaj se remonta a los tiempos de la Unión Soviética, cuando ese territorio azerbaiyano poblado mayoritariamente por armenios pidió su incorporación a la vecina Armenia, tras lo cual estalló una guerra que causó unos 25 mil muertos. Azerbaiyán exige que Armenia que abandone los territorios ocupados, que conforman cerca del 20 por ciento de la superficie total del país, mientras Ereván insiste en la necesidad de devolver a la mesa de las negociaciones a representantes del enclave secesionista.

Pashinián habló también de su hijo adolescente, que cumple el servicio militar obligatorio en Karabaj y dijo que su destino allí fue un "gesto de paz". "Todos entendemos que, si envío a mi hijo a Karabaj, es porque no quiero que estalle una guerra. Y Dios no quiera que mi hijo, los hijos de otros compatriotas o los hijos del pueblo azerbaiyano, mueran. (...) Me alegraría si el presidente (de Azerbaiyán) Ilham Alíev, también enviara a su hijo a servir allí", aseguró el líder armenio.

El primer ministro reafirmó el deseo de su país de continuar estrechando lazos con la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC), bloque en el que Armenia participa junto con Rusia y otros países exsoviéticos, y descartó la entrada de Armenia en la OTAN.  En lo referente a la participación de su país en cumbres y misiones de la Alianza Atlántica (OTAN), que ha generado ciertas críticas en Rusia, subrayó que esta colaboración no va dirigida contra nadie y que comenzó "años atrás".

EFE

Sepa más:
¿Qué opinas?