FILES-UN-DIPLOMACY-RIGHTS
El jefe de la ONU criticó que los países más ricos estén acaparando las vacunas. | Fuente: AFP or licensors

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, calificó este viernes como “un hito desgarrado” el anuncio de que la pandemia de la COVID-19 dejó más de 2 millones de muertos, lamentando el “fracaso de la solidaridad” frente a la vacunación.

Mediante un comunicado, Guterres indicó que hoy se observa una “brecha de vacunas”, las cuales dijo llegan rápidamente a los países de ingresos altos, mientras que los más pobres del mundo no tienen ninguna.

“Es un éxito para la ciencia, pero un fracaso para la solidaridad”, dijo y sin identificarlos criticó que “ciertos países están buscando acuerdos paralelos, incluso comprando más allá de las necesidades”.

“Los gobiernos tienen la responsabilidad de proteger a sus poblaciones, pero el ‘vacunacionalismo es contraproducente y retrasará la recuperación global”, indicó. “No le ganaremos a la COVID-19 si cada país actúa por su cuenta”.

Guterres sostuvo que se debe priorizar a quienes están “en primera línea: el personal humanitario y poblaciones en alto riesgo”.

Durante una rueda de prensa, el presidente de la Asamblea General de Naciones Unidas, Volkan Bozkir, anunció que tanto Guterres como él serían vacunados muy pronto, la semana próxima y el 2 de febrero, respectivamente.

Esto no porque reciban privilegios, aclaró Bozkir, sino debido a que ambos tienen una edad superior a los 65 años, lo que hace que entren en una categoría vacunable en Nueva York.

AFP