Lobo dice que en Honduras ´tiene que haber perdón para todos´

´No quiero que aquí a nadie, por sus ideas políticas, por la posición ideológica, tengamos que tratar de castigarlo´, dijo el presidente electo de Honduras, Porfirio Lobo.

El presidente electo de Honduras, Porfirio Lobo, dijo que en su país tiene que haber perdón para todos cuando se solucione la crisis política generada a raíz del golpe de Estado a Manuel Zelaya, el 28 de junio de 2009.

"Aquí tiene que haber un perdón para todos, yo no quiero que aquí a nadie, por sus ideas políticas, por la posición ideológica, tengamos que tratar de castigarlo o cuestionarlo", subrayó Lobo luego de regresar de República Dominicana, donde anunció que cuando asuma el poder firmará un salvoconducto a favor de Zelaya.

Ese beneficio le permitirá a Zelaya, su familia y otras personas muy cercanas a él viajar a República Dominicana a partir del día de la toma de posesión de Lobo, el próximo 27 de enero.

El acuerdo para el salvoconducto a Zelaya fue suscrito por Lobo con el presidente de República Dominicana, Leonel Fernández, a quien el gobernante electo agradeció su voluntad de contribuir a la solución de la crisis política hondureña.

"Debemos de aprender que muy por encima de las diferencias ideológicas, de las opiniones particulares, está un interés, el interés común de todos, de hacer lo mejor por el pueblo hondureño", enfatizó Lobo.

El mandatario electo fue acompañado a República Dominicana por los ex candidatos presidenciales Elvin Santos, del gobernante Partido Liberal; Felícito Avíla, de la Democracia Cristiana, y César Ham, del Partido Unificación Democrática, de izquierda.

También le acompañaron el empresario Mario Canahuati y el alcalde de Tegucigalpa y presidente de su formación política, el Partido Nacional, Ricardo Álvarez.

Lobo expresó que "ya basta de tanto sufrimiento" del pueblo hondureño y que lo que ha vivido el país desde el derrocamiento de Zelaya "es injusto" porque "los que están sufriendo son los más pobres".

"¿Será correcto que un ex presidente (Zelaya) siga encerrado ahí en una embajada (de Brasil), será correcto para él, para la imagen de Honduras, será correcto entre la comunidad internacional?", se preguntó Lobo.

Agregó que Zelaya, quien permanece en la embajada brasileña en Tegucigalpa desde el 21 de septiembre pasado, debe tener la facilidad para moverse libremente, y afirmó: "Si el día de mañana la Justicia lo requiere, estoy seguro que él va a presentarse ante las leyes, ante la Justicia".

También hizo un llamamiento a los hondureños para que le ayuden a lograr que la comunidad internacional, que en su mayoría desconoció las elecciones del 29 de noviembre pasado en las que logró el triunfo, restablezca las relaciones con Honduras.

"Tenemos que ir rápidamente a la renegociación del TPS (Estatus de Protección Temporal) con Estados Unidos, tenemos que movernos en esa ruta y no podemos hacerlo si no tenemos una relación con ellos", enfatizó Lobo, al recordar que alrededor de un millón de hondureños viven de manera ilegal en el país norteamericano.

Dijo que también se deben normalizar las relaciones con Brasil y las demás naciones de Latinoamérica, y que en su país se debe conocer lo ocurrido a partir del 28 de junio de 2009, "que mucho ha dañado a Honduras.

En ese sentido, señaló que como próximo presidente de los hondureños impulsará la creación de una Comisión de la Verdad, "para que se sepa la verdad".

EFE