Unos 200 incendios seguían ardiendo este domingo en el sureste de Australia, donde las autoridades evaluaban los daños de la "catastrófica" jornada del sábado.

| Fuente: AFP

El descenso en 20 grados de las temperaturas dio un respiro a los bomberos de Australia, que el sábado tuvieron que elevar la alerta a nivel de emergencia en más de una veintena de focos.

| Fuente: AFP

En Eden, una localidad situada en el sur del estado de Nueva Gales del Sur, se llamó a los vecinos a buscar refugio ante la proximidad de las llamas que dejaron el cielo de un color rojo oscuro.

| Fuente: AFP

El primer ministro australiano, Scott Morrison, anunció en envío de 3.000 reservistas y de una partida presupuestaria para alquilar cuatro hidroaviones y combatir el fuego.

| Fuente: AFP

Las autoridades de Australia confirmaron la cifra de 24 fallecidos desde septiembre a raíz de los incendios forestales, la mayoría de ellos desde la última semana de 2019.

| Fuente: EFE

Los incendios forestales también fueron mortíferos para la vida silvestre y destruyeron casi todo el parque nacional de Flinders Chase, en Kangaroo Island, que alberga canguros y koalas

| Fuente: AFP

Las aseguradoras estiman en más de 299 millones de dólares estadounidenses los daños acumulados por los incendios forestales en el sureste de Australia.

| Fuente: EFE

Los incendios también han afectado Nueva Zelanda, donde el humo dejó el cielo rojizo y causó problemas respiratorios en varias personas en Auckland, situada a más de 2.000 kilómetros de Australia.

| Fuente: AFP

Australia está acostumbrada a los incendios forestales durante el verano, sin embargo este año llegaron antes de lo habitual y son muy violentos debido a una sequía prolongada.

| Fuente: AFP

Los incendios forestales que arden desde hace meses han calcinado en el territorio de Australia una superficie superior a la de Costa Rica.

| Fuente: AFP