"El aprendizaje social puede variar en relación con lo difícil que es la tarea", señalan los científicos. | Fuente: AFP

Los chimpancés adultos son proclives a compartir herramientas y a enseñar habilidades a sus congéneres novatos cuando se trata de llevar a cabo tareas complejas como la captura de termitas.

Es la conclusión de un nuevo estudio dirigido por científicos de las universidades de Washington en St. Louis y Miami, que ayuda a iluminar la capacidad de los chimpancés para el comportamiento prosocial o de ayuda, una cualidad que ha sido reconocida por su papel potencial en la evolución de las habilidades culturales humanas.

"A menudo se piensa que los primates no humanos aprenden habilidades de herramientas observando a otros y practicando por su cuenta, con poca ayuda directa de madres u otros usuarios expertos de herramientas", dijo Stephanie Musgrave, profesora asistente de antropología de la Universidad de Miami, y primer autor del estudio publicado en PNAS, resultado de la observación de grupos de chimpancés capturando termitas.

"En contraste, los resultados de esta investigación indican que el aprendizaje social puede variar en relación con lo difícil que es la tarea: durante las tareas que son más difíciles, las madres pueden desempeñar un papel más activo, incluidos los comportamientos que funcionan para enseñar".

Comenzando con Jane Goodall en la década de 1960, los investigadores han estado estudiando el uso de herramientas de chimpancés durante décadas en el Centro de Investigación Gombe Stream en Tanzania. El estudio del chimpancé de Gombe es uno de los estudios más largos sobre el comportamiento animal en la naturaleza. Este año se cumple el 20 aniversario del estudio de los chimpancés en el Triángulo de Goualougo, República del Congo, donde los investigadores han documentado algunos de los comportamientos más complejos de las herramientas de los chimpancés.

El estudio es distintivo porque aplica métodos estandarizados para comparar directamente cómo los procesos de transmisión cultural pueden diferir entre dos poblaciones de chimpancés salvajes. En ambas poblaciones, los chimpancés usan herramientas para apuntar al mismo recurso, pero la tarea varía en complejidad.

Los hallazgos del estudio actual son importantes en varios niveles, dijo Musgrave. "Primero, las poblaciones de chimpancés pueden variar no solo en la complejidad de los comportamientos de sus herramientas, sino también en los mecanismos sociales que apoyan estos comportamientos", dijo. "Segundo, la capacidad de ayudar a los chimpancés puede ser más robusta y más flexible de lo que se apreciaba anteriormente".

Europa Press

¿Qué opinas?