Los niños de Nueva York podrán vender limonada en la calle sin ser multados

La norma fue elaborada tras conocerse el caso de un niño de siete años que vendía limonada para pagar un viaje familiar a Disney WorldSin embargo, otros vendedores avisaron a las autoridades neoyorquinas para que desmantelaran su puestecito y no compitiera con ellos. 

La polémica ocurrió el verano pasado . | Fuente: iStock/

El Comité de Salud del Senado de Nueva York aprobó por unanimidad un proyecto de ley que permitirá a los niños menores de 16 años vender limonada en la calle sin enfrentarse a posibles multas por ser considerados vendedores ambulantes ni requerir de un permiso especial.

El proyecto surge a raíz de una polémica del pasado verano, cuando Brendan Mulvaney, un niño de 7 años del condado de Saratoga -norte del estado de Nueva York-, tuvo que cerrar su puesto de limonada por orden del Departamento de Salud al carecer de la licencia de 30 dólares que permite la venta ambulante.

Mulvaney vendía vasos de limonada por 75 centavos para pagar un viaje familiar a Disney World, pero otros vendedores, amargados con el niño, decidieron avisar a las autoridades neoyorquinas para que desmantelaran su puestecito y no hiciera competencia a sus limonadas a 7 dólares.

El proyecto de ley, conocido como "Ley de la Ayuda de limón de Brendan" -un juego de palabras con Lemon-Aid que suena igual que "limonada" en inglés-, fue aprobado por 14 votos en el comité, asegurándose el paso al debate en el pleno del senado.

"No hay nada más americano que la tarta de manzana y los niños vendiendo limonada en las calles", afirmó un senador estatal por el Partido Republicano, Jim Tedisco, que criticó al gobierno de Nueva York por no proteger los "sueños emprendedores" de los niños.

El padre del niño, Sean Mulvaney, dijo al New York Post que su hijo se enteró nada más salir el martes de la escuela, y "entiende que esta ley va más allá de él, que es sobre sus amigos. Dijo que quiere que sus otros amigos se unan y le ayuden".

La polémica acontecida el verano pasado llevó al gobernador Andrew Cuomo a ofrecerse a pagar personalmente los 30 dólares del permiso, tachando de "ridícula" la decisión del Departamento de Salud.

Antes de entrar en vigor, el proyecto tendrá que ser aprobado tanto por el Senado como la Asamblea del Estado y después será refrendado por el gobernador. (EFE)


¿Qué opinas?