Un grupo de luchadores bolivianos ha decidido llevar al "ring" un curioso combate en plena campaña para las próximas elecciones generales que protagonizan imitadores del presidente Evo Morales y sus principales opositores.

Desde hace unas semanas, los luchadores recorren la geografía del país presentando las "mejores armas" de los candidatos sobre el cuadrilátero, lo que hace las delicias del público durante más de media hora de "lucha extrema".

Así, el mandatario Evo Morales, el vicepresidente Álvaro García Linera y los principales opositores Manfred Reyes Villa y Samuel Doria Medina se pelean literalmente por una victoria sobre el ring.

"La gente está cansada de ver que se piquen de palabra y quiere realmente que sus políticos estén en el campo de batalla", dijo Alfredo Senso, el "álter ego" de Evo Morales sobre el ring, mientras hacían una demostración para los periodistas.

Los luchadores cuentan que el momento más esperado por el público que asiste a estos espectáculos es cuando se anuncia la entrada de estas grandes estrellas del combate.

A un lado del ring, Alfredo "el Evo" Senso, de 160 centímetros, se enfunda en cada actuación una máscara hecha de fibra de vidrio con rasgos claramente indígenas, que combina con un pantalón de pana y una "chompa" a rayas, similar a la que popularizó Morales.

"Evo está mejor preparado, tanto para el combate como para las elecciones", asegura Senso ante la atenta mirada de su mayor rival y oponente, Manfred Reyes Villa, representado por Cresencio "Bombón" Choque.

"Bombón" tiene un tamaño de 90 centímetros, según él, y de 75, según sus compañeros, y viste un traje negro impoluto, camisa blanca, corbata y máscara con bigote, como suele vestir el candidato opositor al que emula.

"No importa el tamaño, hay que prepararse físicamente. Puedo golpear a todos los luchadores, aunque sean grandes. Hay que pensar con la mente", aseguró un determinado Choque a los periodistas.

No obstante, siempre acaba por los suelos, pisoteado por un "Morales" que le saca más de una cabeza, o quizá más, según puede verse durante su presentación.

"Al final es lo que se está viendo: en poco son las elecciones y sale victorioso nuestro presidente", añaden los representantes de los luchadores que, en un alarde de ingenio, pusieron al espectáculo el título de "100x100 lucha de titanes".

Los artistas no esconden su preferencia porque para ellos, el único "titán" de la política nacional es el presidente Morales, que en las peleas resulta vencedor, tanto en los puntos como por Ko.

"Aprovechamos la coyuntura, siempre para levantar a nuestro presidente", confiesan los luchadores.

Pese a eso destacan que no forman parte de partido político alguno y que solo se trata de un espectáculo de lucha recreado por luchadores profesionales, aunque siempre gane "Evo".

"Manfred termina mal porque le falta un poco de físico y de estatura para enfrentar a alguien con mi altura. Y por eso siempre termina derrocado", desvela el imitador de Morales, sin especificar si se refiere al ring o a la lucha electoral.

Sin embargo, el ganador de la pugna real se conocerá en los comicios del próximo 6 de diciembre, pero, hasta entonces, las cuatro cuerdas de un ring serán el escenario de esta peculiar campaña con lucha libre.

-EFE