EFE

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) presentó una carta dirigida a los Jefes de Estado y de Gobierno que participan de la VII Cumbre de las Américas que se realiza un Panamá. El escrito invoca a los líderes de la región a que se pronuncien de manera clara contra los Gobiernos que atentan contra los Derechos Humanos y la libertad de expresión.

"Tienen una oportunidad histórica para reafirmar su compromiso con la libertad de expresión, de prensa y el derecho a la información de los ciudadanos, principios que la Carta Democrática Interamericana valora como esenciales para la vida democrática y el bien común", se lee en el primer párrafo del comunicado.

La SIP hace referencia a los reparos que han tenido la gran mayoría de los Gobernantes para condenar a los regímenes que han contravenido estos derechos fundamentales, bajo el argumento de la no injerencia entre países.

"Más allá de las diferencias ideológicas y de las retóricas oficiales sobre injerencias incómodas y soberanías nacionales, la violación de las libertades individuales y civiles (...) debe ser denunciada por todos - gobernantes y gobernados - sin censura, ni límites ni fronteras", enfatiza la carta.

No hay excusas para que nuestros gobernantes sean testigos silenciosos del sufrimiento de aquellos ciudadanos que no pueden expresarse libremente.  Todos deberían reaccionar cuando alguien es perseguido, encarcelado, insultado, agredido o violentado por expresar sus ideas", agregan. 

El comunicado acusa directamente a los presidentes Raúl Castro (Cuba), Rafael Correa (Ecuador) y Nicolás Maduro (Venezuela) de violar los derechos humanos y la libertad de expresión en sus países.

"Nadie puede quedar callado ni ser indiferente a las violaciones a los derechos humanos, a la libertad de expresión, que cometen, particular y sistemáticamente, los gobiernos de Raúl Castro, Rafael Correa y Nicolás Maduro", asevera la SIP

Y luego añade, que los "presos de conciencia, medios de comunicación cerrados, periodistas y ciudadanos amordazados, desenmascaran esas violaciones".

El texto señala, que si la VII Cumbre "pretende ser histórica, deberá reconocer que para construir democracia no son suficientes los actos electorales".

En tal sentido, aclaran que una democracia exige   "una clara separación de poderes, jueces independientes, transparencia en la gestión pública, impulsar prosperidad, promover equidad, garantías individuales y un ambiente respetuoso que empodere ideas diversas y plurales".

 

TE PUEDE INTERESAR:

La recomendación de Kerry fue calificada como un importante paso hacia el establecimiento de unas relaciones más productivas entre Cuba y EEUU.

Posted by RPP Noticias on Jueves, 9 de abril de 2015

Quince encuestadores fueron de casa en casa hasta lograr entrevistar personalmente a 1.200 cubanos en todo el país.

Posted by RPP Noticias on Jueves, 9 de abril de 2015