Unos 73,5 kilogramos de mineral de uranio de baja radiactividad, contenido en tubos de hierro, fueron robados el pasado 26 de octubre de los depósitos de la Compañía Nacional de Uranio en Rumanía, informó hoy la Comisión Nacional para el Control de las Actividades Nucleares (CNCAN) del país balcánico.

Fuentes de la Compañía Nacional de Uranio han asegurado que la cantidad robada "no puede ser utilizada con objetivos militares".

La cantidad robada, presuntamente a manos de ladrones de chatarra, tiene según CNCAN "un potencial de contaminación radioactiva extremadamente limitado".

El uranio robado se encontraba en ocho tubos de 3,5 metros de largo y 2 metros de diámetro que se llevaron los ladrones, según ha informado la CNCAN.

Los expertos contactados por el diario Adevarul calculan que el valor total de esta cantidad de uranio de baja radioactividad no superaría los 500 dólares.

EFE