Foto: EFE (referencial)
Al menos 61 personas sufrieron heridas sin gravedad cuando el tren urbano en que se dirigían hacia el centro de la ciudad brasileña de Río de Janeiro se descarriló poco antes de llegar a una estación, informaron los bomberos.

El accidente ocurrió hacia las 06.10 hora local (09.10 GMT) de este viernes en uno de los trenes que comunican a Santa Cruz, un suburbio en la zona oeste de la ciudad, con la Central de Brasil, la principal estación de la segunda mayor ciudad brasileña.

Según la secretaría municipal de la Salud, un total de 61 personas fueron atendidas en dos hospitales próximos al local del accidente por luxaciones, raspones y pequeñas heridas.

La lista incluye cerca de 25 personas que fueron atendidas inicialmente en las ambulancias de los bomberos y después trasladas a los centros clínicos.

La locomotora, al parecer en alta velocidad, se salió de la línea férrea en una curva por motivos aún desconocidos, poco antes de llegar a la estación de Deodoro, pero sólo dos vagones llegaron a volcarse y otros dos registraron algunos daños.

En el tren viajaban cerca de 1.800 personas que se dirigían a sus puestos de trabajo en el centro de Río de Janeiro.

El accidente, además de las heridas sin gravedad, generó pánico entre cientos de pasajeros que estaban en los vagones y una gran confusión que fue aprovechada por algunos ladrones para apoderarse de pertenencias ajenas.

Muchos de los pasajeros tuvieron que abandonar los vagones por las ventanas debido a que las puertas quedaron bloqueadas.

Los pasajeros tuvieron que seguir a pie hasta la próxima estación y la paralización del servicio de trenes por al menos dos horas generó gran aglomeración de pasajeros en el resto de las estaciones y problemas en el tránsito de la ciudad. EFE