El secretario de Justicia de Estados Unidos, Eric Holder, afirmó que cerrar la base naval de Guantánamo, en Cuba, no será fácil, pero reiteró su determinación a clausurarla.

"Lo haremos de manera que la gente sea tratada de manera justa y se mantenga la seguridad de los estadounidenses", precisó Holder.

Buena parte del año de plazo que existe para el cierre del centro de detención, explicó, se empleará en "examinar los archivos que tenemos que examinar y hacernos una buena idea de lo que es, y lo que ha sido, Guantánamo".

Holder encabeza el comité compuesto por miembros del Gabinete de Obama que debe establecer un plan para la clausura de Guantánamo.

El secretario de Justicia indicó que durante su visita el centro de detención le pareció bien gestionado por las autoridades militares actuales.

El viernes pasado Holder anunció la designación de un funcionario, Matthew Olsen, que dirigirá un equipo de trabajo en contacto con varias agencias para la revisión de los casos de los 245 hombres que permanecen retenidos en Guantánamo.

EFE