AFP

Al menos cinco personas han muerto, de ellos tres policías, en tres atentados en el sureste de Turquía atribuidos en las últimas 24 horas al grupo armado Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), informaron hoy los medios locales.

Un policía y dos milicianos del PKK murieron cuando éstos últimos atacaron con un lanzagranadas y fuego de fusilería un edificio estatal en la provincia de Tunceli, informó la oficina del gobernador.

En otro atentado, dos policías murieron cuando fueron tiroteados a la puerta de un hospital de la provincia de Sanliurfa, también en el sudeste de Turquía, informó el diario "Hürriyet".

Además, en la provincia de Mardin, diez agentes y catorce civiles resultaron heridos por la detonación de un explosivo al paso de un autobús policial, informó la agencia de noticias Anadolu.

Desde la ruptura del alto el fuego el mes pasado entre el Estado turco y el PKK se producen atentados prácticamente a diario, en los que han muerto más de 60 miembros de las fuerzas de seguridad turcas y centenares de guerrilleros del PKK.

EFE