Violentas protestas en Tegucigalpa se salda con 60 heridos

Piquetes de manifestantes opositores al nuevo mandatario invadieron las calles cercanas a la Casa Presidencial siendo violentamente reprimidos por los militares.

El presidente del Colegio de Profesores de Educación Media de Honduras, Eulogio Chávez, denunció que los violentos  enfrentamientos entre agentes de la Policía y seguidores del depuesto presidente Manuel Zelaya dejaron hoy al menos 60 heridos, que han sido internados en el hospital Escuela.

Trascendió también la muerte de un  trabajador de la Empresa Hondureña de Telecomunicaciones, hecho que fue desmentido por un portavoz del hospital del Seguro Social en declaraciones a Efe.

Desde temprano ciudadanos opuestos a la designación de Roberto Micheletti como nuevo presidente hondureño, protestaron frente a la Casa Presidencial de donde fueron desalojados por los policías y militares que custodian el recinto.

En tanto, en diversas calles de Tegucigalpa, las autoridades, con el apoyo de dos helicópteros y gases lacrimógenos, desalojan a varios piquetes que interrumpen la tranquilad del país.

Entre palos, piedras y botella con gases lacrimógenos, los efectivos tratan de restablecer el orden en la ciudad, mientras el toque de queda se mantiene vigente hasta nuevo aviso.

Medios locales informaron, además, que dos periodistas resultaron con golpes.

Por su parte, el designado presidente de Honduras, Micheletti, hizo un llamado a la comunidad internacional para que no se entrometa en asuntos nacionales, toda vez que su país se encamina a las elecciones generales y transparentes.

"Respetamos a todo el mundo y sólo pedimos que nos respeten, y nos dejen en paz porque el país se encamina a elecciones generales libres y transparentes en noviembre", dijo.