"Hemos vendido armas a Venezuela antes, recientemente no hemos vendido. Según los contratos, tenemos que honrar nuestras obligaciones y nuestros expertos siempre lo han hecho", recalcó el mandatario ruso. | Fuente: EFE

El presidente ruso, Vladímir Putin, aseguró este jueves que Moscú no está creando bases militares ni enviando tropas a Venezuela, pero "debe honrar "sus obligaciones contractuales" con el país andino en cuanto al mantenimiento de los equipos suministrados anteriormente.

"No estamos creando ninguna base, ni llevando tropas allí. Nunca sucedió. Solo honramos nuestros contratos", señaló Vladímir Putin durante una entrevista con los máximos responsables de las principales agencias mundiales de noticias, entre ellos el presidente de la Agencia EFE, Fernando Garea.

"Hemos vendido armas a Venezuela antes, recientemente no hemos vendido. Según los contratos, tenemos que honrar nuestras obligaciones y nuestros expertos siempre lo han hecho", recalcó el mandatario ruso, quien admitió que es posible que parte del personal ruso haya abandonado ya el país latinoamericano.

"Es muy probable que nuestros especialistas, pero no solo los militares, sino también los industriales, hayan terminado algunas labores allí", dijo Putin. "Algunos se han marchado ya, algunos igual ya han vuelto", añadió, para recalcar que Rusia ha "cumplido y seguiremos cumpliendo nuestras obligaciones contractuales en el ámbito técnico y militar".

La presencia de personal ruso en Venezuela ha causado inquietud en EE.UU. y otros socios, y Washington llegó a pedir a Moscú que retire a estas personas del país andino. El presidente de EE.UU., Donald Trump, aseguró recientemente en un mensaje de la red social Twitter que Rusia había informado a Washington de la retirada de "la mayoría de su personal de Venezuela", si bien el Kremlin aseguró que no transmitió ningún mensaje oficial en este sentido a la Administración estadounidense.

Putin señaló también que Rusia está en contra de la injerencia en los asuntos internos de Venezuela. "Estamos en contra de la intervención en asuntos políticos de otros países, consideramos que eso lleva a consecuencias graves, por no decir trágicas, y el caso de países como Libia e Irak es el mayor ejemplo de ello. El camino al infierno está empedrado de buenas intenciones", recalcó.

También sufre la economía mundial, además de la venezolana, que ha reducido a la mitad la producción de petróleo en los últimos años, dijo Putin.

(Con información de EFE)


¿Qué opinas?