Un supuesto embarazo habría ocasionado la furia de Julieta Silva (29) quien el pasado sábado 9 de septiembre atropelló a su pareja Genaro Fortunato (25), un jugador de rugby del club Belgrano, conocido en Mendoza, Argentina. Todo empezó en los interiores del bar ‘La Mona’, ubicado en el distrito Las Paredes.

Ahí, Silva habría recibido la llamada de Agostina Quiroga Arana, jugadora de hockey quien le dijo que estaba embarazada de cuatro meses y que el padre era Fortunato. Ante ello, la mujer salió enfurecida del local en dirección hacía su vehículo Fiat Ida. Genaro siguió sus pasos y se paró delante del carro para evitar que su pareja se vaya, pero Silva prendió el móvil, aceleró y atropelló al jugador de rugby.

Según testigos, Julieta, quien también es jugadora de hockey, retrocedió y salió del lugar dejando herido a Fortunato. Sin embargo, la mujer dio una vuelta en forma de U y volvió a atropellar a su pareja dándole la muerte inmediata. Trabajadores del bar llamaron a emergencias y policías de la zona detuvieron a Silva de una posible fuga.

Luego de pasar un corto tiempo en la comisaría de la zona, la mujer fue trasladada a un hospital en donde permanece en el área de Salud Mental. Según El Clarín, el padre de Fortunato afirmó que no desconocía la relación que mantenía su hijo con Silva. “Esto es una cosa nueva, no la conocía”. La fiscal del caso citará al cuidador de carros para que declare pues el sería el único que presenció la pelea.

Sepa más: