La Iglesia católica argentina aseguró que reemplazará los aportes del Estado “por alternativas basadas en la solidaridad de las comunidades y de los fieles. | Fuente: Twitter / @PrensaCEA

La Iglesia católica de Argentina anunció que renunciará progresivamente a la aportación estatal que percibe, que actualmente asciende a 130 millones de pesos anuales (3.5 millones de dólares), ante la presión social a favor de una separación total del clero y el Estado.

La resolución fue adoptada por los obispos reunidos en la Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Argentina, realizada esta semana en la ciudad Pilar, en la provincia de Buenos Aires.

En un comunicado, la Iglesia católica aseguró que reemplazará los aportes del Estado “por alternativas basadas en la solidaridad de las comunidades y de los fieles, asumiendo el espíritu de las primeras comunidades cristianas, que ponían lo suyo en común”.

“Además, se ha creado una Comisión Episcopal para el sostenimiento de la misión evangelizador era de la Iglesia. Trabajará en la creación de un fondo solidario y la continuidad del diálogo con el Gobierno, consensuando diversas alternativas que facilitarán este reemplazo”, sostuvo.

Según el diario El País de España, esta renuncia no significa un gran sacrificio para la Iglesia Católica, “ya que los 130 millones suponen menos del 10% de su presupuesto”.


¿Qué opinas?