Así se vivió la Comic Con Dubái, el principal festival de la cultura pop de Oriente Medio

Esta edición convocó a más de 60 mil fanáticos de los cómics, las series de ciencia ficción y la tecnología.

Los amantes del golfo Pérsico de los superhéroes, los cómics, las series de ciencia ficción y la tecnología, encuentran en la feria Comic Con de Oriente Medio, que concluye hoy en Dubái, su paraíso manga en la tierra.

El evento -que comenzó su andadura en la región hace siete años atrayendo a un pequeño grupo de fanáticos del anime, el manga y las películas- se ha convertido en el principal festival de la cultura pop de toda la región, con la participación de más de 60.000 personas.

Muchos de los asistentes no dudaron en disfrazarse de su personaje favorito, ya sea de shinigamis (dioses o espíritus de la cultura japonesa), héroes de los videojuegos, de los comics o de alguna serie de televisión.

"Estoy aquí porque soy una friki y nos encanta esta atmósfera, donde podemos ser nosotras mismas", dijo a EFE Nura Alameri, una emiratí de 34 años, disfrazada de Elphaba, la malvada bruja del oeste.

El precio para poder entrar en este excéntrico mundo de fantasía fue de 38 dólares por persona, e incluyó actividades lúdicas, talleres, encuentros con famosos y, cómo no, puestos donde comprar todo tipo de disfraces y productos.

"Este año se está vendiendo menos que los anteriores, llevamos participando en la feria tres años consecutivos", contó Carol Garrido, dependienta en el puesto de Akiba, procedente de Barcelona y dedicada a la venta de productos de anime, películas y videojuegos.

Aún así, los cajeros automáticos de los alrededores del centro de exhibiciones de Dubái estuvieron colapsados y numerosos asistentes terminaron la jornada llevándose grandes bolsas cargadas de los accesorios de sus personajes favoritos.

"Se vende mucha katana, pero el producto estrella es la bolsa sorpresa, que contiene de cinco a diez artículos diferentes de la tienda; este año hay mucha competencia", apuntó Garrido.

Los fanáticos pudieron recorrer más de 200 expositores de multinacionales como Geek Nation o Netflix o pequeños estands donde artistas locales muestran sus pinturas y diseños.

Los participantes de la Comic Con de este año tuvieron la oportunidad de conocer a algunas de las estrellas de cine que han encarnado a sus personajes favoritos.

Karl Urban, que representa al doctor Leonard Bones McCoy en Star Trek; Kristian Nairn, el personaje de Hodor en Juego de Tronos, o Jason David Frank, también conocido como el Power Ranger verde, han sido algunos de los actores que este año se han paseado por la feria, donde los frikis de Oriente Medio se han enfundado en sus capas y soñado, al menos por tres días, con poder ser sus propios héroes. (EFE)

¿Qué opinas?