Seúl
Seúl reforzó la vigilancia militar en la frontera después de las amenazas de la hermana de Kim Jong-un. | Fuente: EFE

El régimen de Pyongyang confirmó hoy la destrucción de la oficina de enlace intercoreana como parte de su decisión de "interrumpir todas las líneas de comunicación" entre ambos países.

La confirmación fue hecha por la agencia oficial norcoreana, KCNA, pocas horas después de que desde Seúl se informara de la destrucción de esas instalaciones.

"La oficina conjunta entre el Norte y el Sur quedó completamente destruida hoy", dice el texto de KCNA. "Ya hemos interrumpido todas las líneas de comunicación entre ambas partes coreanas", agrega la información.

La destrucción de esa oficina fue anunciada en Seúl por el Ministerio de Unificación, que señaló que la acción se realizó a las 14.49 hora local, en la zona industrial de Kaesong.

Según la agencia norcoreana, la decisión del régimen de Pyongyang cumple con la posición de "personas enfurecidas" y la intención de "pagar un precio alto por sus crímenes", en aparente alusión al Sur.

El texto no cita expresamente la razón, pero la destrucción de esa oficina clave en el proceso de distensión intercoreano se produce en medio del incremento de la tensión entre Seúl y Pyongyang por el envío de globos con propaganda de parte de activistas contrarios al dictador norcoreano, Kim Jong-un.

Amenaza norcoreana

La destrucción de esta oficina llega apenas días después de la amenaza lanzada el sábado por Kim Yo-jong, la influyente hermana del líder norcoreano Kim Jong-un, quien dijo que Corea del Norte tomará "acciones" contra su vecino del sur, y para ello tiene plena confianza en su Ejército.

"Siento que ya es hora de romper con las autoridades surcoreanas. Pronto tomaremos las próximas acciones", afirmó la semana pasada la lideresa e importante consejera de su hermano. (Con información de EFE)