Se salvaron de la pena de muerte: Turistas que mataron a hombre en Malasia reciben dos años de prisión

Los dos turistas chilenos mataron a un hombre en una pelea en un hotel en Malasia, país donde el asesinato está castigado con pena de muerte.

Felipe Osiadacz y Fernando Candia: La familia de ambos ciudadanos chilenos luchó para evitar que sufran la pena de muerte. | Fuente: Difusión

Dos turistas que mataron a un hombre en una pelea en un hotel poco después de su llegada a Malasia fueron condenados este jueves a dos años de prisión, pero podrían ser liberados antes de fin de año al haber cumplido ya parte de la pena. Los chilenos Fernando Candia (32) y Felipe Osiadacz (28) se declararon culpables de un cargo de homicidio culposo, después de que la fiscalía les ofreciera declarase culpables de un cargo menor.

Los dos hombres fueron inicialmente acusados de asesinato, castigado con la pena de muerte en Malasia. Ambos, encarcelados desde que se produjeran los hechos en agosto de 2017, afirman ser inocentes y alegan haber actuado en defensa propia después de que ser atacados por Yusaini Ishak, un malayo de 27 años. La defensa alegó que este intentó "extorsionar" dinero a ambos, y que éstos se defendieron cuando acudió a su hotel y los atacó.

"Es de interés público devolverlos" a su país, dijo su abogada Venkateswari Alagendra. "Son víctimas de las circunstancias. Fueron atacados". Ante el tribunal este jueves los dos chilenos aceptaron declararse culpables de este cargo de homicidio culposo. El juez Mohamad Nazlan Mohamad Ghazali los condenó la semana pasada a dos años de prisión, efectivos desde que ingresaron en ella, en agosto de 2017.

“Típicos turistas”

Los acusados eran "típicos turistas" que nunca fueron condenados, y no tuvieron la intención de dar la muerte, agregó el magistrado. Al leerse la sentencia, los dos hombres lloraron de alegría y se abrazaron a sus familiares y amigos. Antes de que fuera leída la sentencia, Osiadacz pidió perdón a la familia de la víctima. "Quiero pedirle perdón a su familia. Tenía planes de ir a vivir a España con mi hermosa novia. No somos criminales", agregó.

Candia también habló ante el tribunal, y explicó  que el incidente que causó la muerte del malayo se produjo de forma "súbita". "Quiero casarme y tener una vida normal", aseguró. La abogada Venkateswari afirmó que los dos chilenos podrían salir de prisión antes de fin de año. “Mis clientes están felices, muy felices. Podrían volver a casa antes de Navidad porque pueden tener una remisión de pena de ocho meses" dijo a la prensa.

AFP

¿Qué opinas?