Kyodo News
El sumo, cuyos orígenes se remontan a hace más de 2.000 años, conserva muchos rituales religiosos del sintoísmo | Fuente: AFP

La alcaldesa de una ciudad de Japón tuvo que pronunciar un discurso este viernes fuera de un ring de sumo, un día después de una polémica por la prohibición de la presencia femenina en estos espacios sagrados.

"Soy una mujer con un cargo electo, pero también soy un ser humano", dijo Tomoko Nakagawa, alcaldesa de la ciudad de Takarazuka, cerca de Kobe, en una declaración realizada desde fuera del "dohyo", el ring de este tradicional deporte de lucha.

"Por ser mujer, aunque sea una alcaldesa, no puedo dar discursos dentro del ring. Es lamentable y humillante", dijo ante los aplausos de los asistentes al evento deportivo.

Presencia femenina

Nakagawa ya había pronunciado un discurso fuera del ring el año pasado, con motivo del torneo de la ciudad, pero entonces no fue consciente de que se debía a su género. Se dio cuenta cuando vio que uno de sus homólogos hombres sí podía pronunciar el discurso desde el interior del círculo en el que combaten los imponentes luchadores.

La Asociación Japonesa de Sumo alude a "la tradición" para justificar su rechazo, explicó a la AFP un portavoz del municipio, Yuki Miyata.
"Quizás un día tengamos una mujer primera ministra. Quiero que se pregunten si también le impedirán" subir al ring, insistió la alcaldesa.

Ofrecen disculpas

El sumo, cuyos orígenes se remontan a hace más de 2.000 años, conserva muchos rituales religiosos del sintoísmo. El ring se considera un lugar sagrado y las mujeres, consideradas "impuras", tienen prohibido el acceso.

El jueves, el presidente de la asociación que supervisa este emblemático deporte nacional presentó disculpas después que varias mujeres pisaran el "dohyo" para proporcionar atención de emergencia a un alcalde local. Un árbitro les pidió varias veces por altoparlantes que abandonaran el lugar.

"Fue una acción inapropiada en una situación en la que había una vida en peligro", reconoció el presidente. "Pedimos sinceras disculpas". (AFP)

Sepa más: