Marco Antonio Velasquéz disparó este domingo contra sus superiores y luego se suicidó. | Fuente: 24 Horas Chile

La familia Marco Antonio Velasquéz, el recluta chileno que mató a dos militares y se suicidó dentro de una escuela del Ejército de Chile, se pronunció este domingo sobre el incidente que ha dejado en shock a la sociedad chilena. 

Según explicó su madre, Claudia González, el joven era víctima de agresiones dentro de la Escuela de Caballería Blindada del Ejército chileno y que también sufría de depresión, por lo que había pensado en suicidarse y que aun así se le entregó un arma de fuego para que hiciera una ronda de seguridad.

Él no estaba bien, me hacen ver como si mi hijo fuera un psicópata y no es así. Él era un niño bueno, era un pollito flaco y nunca más lo voy a volver a ver (…) Le contaba a su hermano que lo molestaban, que tenía problemas con un compañero. Lo habían acusado de robo y él no había sido. Lo hicieron que peleara en el baño, lo pasó mal”, dijo González a la prensa chilena.

Pide perdón

La señora también pidió perdón a las familias de los militares fallecidos y reiteró que su hijo no era una persona violenta. Agregó que pensó que iba a ser cuidado en el Ejército y por eso lo enviaron.

"A los otros que se fueron con él, les pido perdón un abrazo fraternal para las otras mamás y esposas (…) Solamente quiero decir que mi hijo era un niño callado. Yo pensé que ahí (en el Ejército) me lo iban a cuidar y no fue así".

Contó sobre abusos

Al respecto, el hermano del recluta, Germán Velásquez, aseguró que Marco Antonio en varias ocasiones le había comentado sobre los abusos dentro de la escuela militar. También criticó la decisión de los superiores de su hermano  para entregarle un arma de fuego.

"Tienen que haberlo hostigado demasiado al punto de mi hermano reventar. Él estaba con depresión, trató de suicidarse y lo pusieron de guardia con un arma. No era un hombre, era un niño de 18 años", añadió.

¿Qué opinas?