El francotirador se ubica detrás de su colega y a 60 metros del secuestrados. Un solo disparo en la cabeza acabó con la vida del atacante. | Fuente: AsiaWire / Daily Mail

De película. Un francotirador de la policía china abatió al secuestrador de una mujer en una estación de trenes de Nanning. El hombre amenazaba a la joven con apuñalarla y suicidarse. El hecho ocurrió el pasado 9 de agosto, pero las imágenes han sido reveladas por la Policía de esa ciudad, en esta semana. 

Una de las cámaras de seguridad de la estación, muestra al hombre identificado como Huang (18) caminando con un brazo sobre el hombro de su víctima, cerca de las máquinas expendedoras de tickets. Luego, se dirige hacia una esquina donde se sientan, mientras que el hombre tenía el cuchillo en la garganta de la mujer, quien fue escogida al azar.

Zeng Hao, capitán de las fuerzas de élite de Nanning, recibió la orden de disparar contra el secuestrador, luego de que este pidiera un arma para suicidarse; sin embargo dijo que previamente iba a matar a la mujer. 

Otra cámara expone el momento en el que el francotirador se ubica detrás de un compañero y dispara a una distancia de 60 metros al secuestrador por entre las piernas de su colega. Todo el trabajo duró más de dos horas, en los que las negociones con la policía no dieron frutos.

Un solo tiro en la cabeza acabó con la vida Huang, quien murió en el acto. Las imágenes del operativo se dieron a conocer, luego de que Zeng Hao y otros cuatro colegas recibieran reconocimientos por el éxito del trabajo.

"Debido a que el sospechoso estaba sentado detrás de la víctima, sosteniéndola, solo quedaban expuestos unos 10 centímetros de su cabeza. Disparar en cualquier otro lugar suponía poner en riesgo a la rehén, así que descarté la posibilidad de disparar a cualquier otra parte del cuerpo", afirmó Zeng Hao, citado por The Daily Mail.

¿Qué opinas?