Un trabajador de salud le da indicaciones y toma la temperatura a un hombre que está por someterese a una prueba de descarte de COVID-19 en Pekín.
Un trabajador de salud le da indicaciones y toma la temperatura a un hombre que está por someterese a una prueba de descarte de COVID-19 en Pekín. | Fuente: AFP

Pekín, la capital de China, levantó este viernes parcialmente las estrictas medidas de confinamiento que impuso a barrios enteros para atajar rebrotes del nuevo coronavirus. Esto tras realizar tres millones de pruebas diagnóstico en dos semanas, según fuentes oficiales.

Las autoridades locales temían una segunda oleada de la pandemia, por lo que bloquearon a los habitantes de docenas de edificios. Las sospechas se orientaban hacia un gran mercado en Xinfadi, en el sur de la ciudad, que suministra el 80% de la carne y productos frescos para la capital.

El confinamiento fue levantado para los residentes de siete bloques de apartamentos que dieron negativo en los test de detección, informaron los responsables locales a la prensa. Las autoridades informaron de 11 nuevos casos de coronavirus en Pekín este viernes, lo que significa 280 casos desde que se detectó el rebrote, el pasado 11 de junio.

13 casos nuevos en todo el país

Adicionalmente, la Comisión Nacional de Sanidad de China informó este viernes que en el país asiático se detectaron en total13 nuevos casos de coronavirus, de los cuales 11 son los de Pekín. Los 11 contagios capitalinos se produjeron por transmisión local, mientras que los otros 2 restantes formaron parte de los llamados casos "importados", diagnosticados a viajeros procedentes del exterior, y se detectaron en la ciudad oriental de Shanghái.

Los 13 casos totales suponen un descenso de 6 casos respecto a los detectados el miércoles (19) y uno más que los registrados el martes (12). Además, las autoridades sanitarias detallaron que, hasta la pasada medianoche local, se ha dado de alta a 6 pacientes, mientras que se ha logrado sacar del estado de gravedad a 7 enfermos. De este modo, el número total de infectados activos en China es de 389, 8 de los cuales están graves.

La fuente no anunció nuevos fallecimientos por la COVID-19, por lo que la cifra se mantuvo en 4 634, entre los 83 462 infectados diagnosticados oficialmente en China desde el inicio de la pandemia, y de los que 78 449 superaron con éxito la enfermedad y fueron dados de alta. Hasta la fecha se ha realizado seguimiento médico a 760 818 contactos cercanos con infectados, de los cuales 8 044 continúan en observación, y de ellos 10 serían casos sospechosos de haberse contagiado del virus.

(Con información de EFE AFP)