Captura del momento en el que manifestante increpa al gobernador de Florida
Captura del momento en el que manifestante increpa al gobernador de Florida | Fuente: Twitter @tomaskenn

El gobernador de Florida (Estados Unidos), Ron DeSantis, fue increpado este lunes por un hombre que le acusó de no hacer nada para frenar la pandemia de la COVID-19. El reclamo se dio durante una conferencia de prensa en la que el gobernante anunció el envío de 3 000 sanitarios adicionales a centros médicos del sur del estado.

"Eres una vergüenza. Estamos teniendo récord de casos todos los días y no estás haciendo nada. Estás falsificando la información y confundiendo al público. Más de 4 000 personas han muerto y están culpando a los manifestantes. No tienen ningún plan y no están haciendo nada", le increpó Thomas Kennedy, que poco después publicó un video del momento en Twitter. Según su cuenta en esta red social, es organizador en Florida de United We Dream, "la mayor red de inmigrantes dirigida por jóvenes en el país", con más de 400 000 miembros, según su web.

DeSantis comenzó su conferencia de prensa un día después de que Florida batiera conferencia de prensa, que tuvo lugar en el hospital Jackson Memorial, de Miami, el gobernador comunicó el envío de 3.000 sanitarios adicionales para centros hospitalarios y de cuidados de la tercera edad. También anunció la puesta en marcha de 14 centros de aislamiento para contagiados, específicamente para personas que necesitan estar aisladas y no pueden hacerlo por sus condiciones de vivienda.

La pandemia azota a Florida

El gobernador reconoció que los floridanos no están obteniendo los resultados de los test lo suficientemente rápido. "Las pruebas de coronavirus están tardando 7 días en dar los resultados y mientras tanto las personas asintomáticas que se hicieron la prueba no se aíslan, y esto produce contagios. Nuestro reto es controlar a los asintomáticos", dijo el gobernador.

Ante la crisis que vive Florida, el estado no piensa ordenar nuevamente la orden de permanecer en casa, como sucedió en marzo. "Trabajamos con la Casa Blanca para obtener más recursos para hospitales del sur de la Florida", afirmó el gobernador. "Este es el principio de la ayuda; hay que tener en cuenta que en el sur de Florida se están haciendo muchísimos más test. Nosotros hacemos más test en un solo día que en ningún otro lugar", matizó.

Junto a DeSantis estaban el alcalde de Miami-Dade, Carlos Giménez, y a Carlos Migoya, presidente del Sistema público de Salud Jackson, que cuenta con varios hospitales en Miami. Migoya señaló que la propagación fue originalmente impulsada por jóvenes floridanos, pero ahora el brote está llegando a los residentes mayores más vulnerables. "Las personas más jóvenes han estado contaminando a las personas mayores", dijo.