Mandatario de Estados Unidos generó la ira de China con un simple twett. | Fuente: AFP

La enemistad entre Estados Unidos y China está más latente que nunca luego que el mandatario estadounidense, Donald Trump, declarara a través de las redes sociales que el temible COVID-19 es un “virus chino”, despertando la molestia de los habitantes del ‘Gigante asiático’.

"Estados Unidos respaldará con fuerza a aquellas industrias, como las aerolíneas y otras, que están particularmente afectadas por el virus chino", posteó Trump en su cuenta de Twittter el pasado lunes.

La respuesta de China no se hizo esperar y consideró que este calificativo es una forma de “estigmatización” hacia su población motivo por el cual su población está “indignada”.

 “Estados Unidos debería cesar, inmediatamente, sus acusaciones injustificadas contra China", declaró el portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores, Geng Shuang, ante los medios de comunicación de su país.

 

 

Al enterarse de la réplica oriental, Donald Trump volvió a encender el mechero con un nuevo tweet con la frase "Algunos muy golpeados por el virus chino, otros prácticamente en absoluto", generando el malestar de los chinos.

Por su parte, la agencia de noticias china Xinhua resaltó que  utilizar "términos racistas y xenófobos para culpar a otros países del brote revela la irresponsabilidad y la incompetencia de los políticos que solo intensifican el miedo al virus".

El nuevo coronavirus fue detectado por primera vez en China en diciembre del año pasado. Las autoridades dijeron primero que apareció en un mercado donde se vendían animales vivos de la ciudad de Wuhan.

Pero desde entonces China ha tomado sus distancias y ha aumentado sus reservas sobre el origen del COVID-19 y dice que es origen desconocido. (AFP)

 

Sepa más: