El presidente de EE.UU., Donald Trump, recibió junto a su esposa, Melania Trump, el árbol de navidad oficial de la Casa Blanca, en una ceremonia que tradicionalmente había estado protagonizada por las primeras damas y que marca el comienzo de la temporada navideña en Washington.

Como dicta la costumbre, el abeto llegó en un carruaje tirado por caballos al Pórtico Norte de la residencia presidencial, donde fue recibido por el matrimonio Trump, acompañado de la Banda Musical de la Marina de Estados Unidos.

Donald y Melania Trump, vestidos ambos de rojo y negro, dieron un breve paseo alrededor del árbol, un abeto de 6 metros de tipo Fraser, ejemplar autóctono muy apreciado para la decoración navideña y cultivado en una granja propiedad de Larry Smith (Smith's Mountain Top Fraser Fir), en Newland (Carolina del Norte).

Esta ceremonia fue la primera en la que el actual mandatario recibió personalmente el abeto ganador del concurso de la Asociación Nacional del Árbol de Navidad, un certamen que se celebra desde 1966 con el fin de seleccionar el mejor ejemplar para que decore la Sala Azul de la Casa Blanca.

Según dicha asociación, este fue el quinto intento de la granja por imponerse en el prestigioso concurso.

"Me siento como si hubiera ganado la Super Bowl, es un gran honor representar a la industria del árbol de Navidad y aportar un ejemplar nuestro como el oficial de la Casa Blanca para 2018", expresó el granjero Larry Smith en declaraciones recogidas por la cadena CNN.

El año pasado fueron Melania Trump y su hijo Barron quienes recibieron el primer árbol desde que Donald Trump fuera elegido presidente, que fue un abeto balsámico, una especie algo diferente a la de esta ocasión y cultivada en el estado de Wisconsin. (EFE)


¿Qué opinas?