El presidente estadounidense, Donald Trump, habla durante una reunión de su gabinete en la Casa Blanca. | Fuente: Foto: EFE

El Gobierno de Estados Unidos acusó el fin de semana a China de interferir en las elecciones estadounidenses, mientras arrecian las críticas del presidente Donald Trump a la investigación sobre las sospechas de colusión entre Rusia y su equipo de campaña en 2016.

"Todos estos idiotas que se enfocan en Rusia deberían comenzar a mirar en otra dirección, China", tuiteó el sábado Trump en medio de una serie de mensajes denunciando con vehemencia la "censura" de las voces conservadoras en las redes sociales.

El tuit pasó desapercibido hasta que el asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, John Bolton, fue consultado sobre él este domingo en el canal ABC.

El funcionario se sumó al señalamiento acusando a Pekín, pero también a Moscú, Teherán y Pyongyang, de tratar de interferir en el proceso electoral estadounidense.

¿Injerencia extranjera?

"Ciertamente puedo decirles que es suficiente amenaza para la seguridad nacional de Estados Unidos -la injerencia de China, la injerencia de Irán, la injerencia de Corea del Norte- como para que tomemos medidas para tratar de contrarrestarla", dijo Bolton. "Son cuatro países, en realidad". 

Presionado para que especificara cómo estos países, en especial China, trataron de incidir en las elecciones estadounidenses, Bolton fue vago, sin embargo.  "No quiero entrar en los (detalles) de lo que vi o no, pero puedo decirles que para las elecciones legislativas de 2018, esos son los cuatro países que más nos preocupan", dijo. 

Desde principios de mes, Trump intensificó los ataques contra la investigación del fiscal especial Robert Mueller sobre la interferencia de Moscú en la campaña que lo llevó a la Casa Blanca, incluso pidiendo a su secretario de Justicia ponerle fin. El domingo, tachó estas investigaciones de "macartismo del peor tipo".

AFP

¿Qué opinas?