El niño de 8 años murió al ser atropellado por un tren en movimiento. | Fuente: AFP

El hombre que empujó a fines de julio hacia las vías del tren en la estación central de Frankfurt a un niño de 8 años, cuya muerte provocó gran conmoción en Alemania, fue internado en un hospital psiquiátrico, informó este jueves la fiscalía local.

El individuo, un eritreo de 40 años residente en Suiza, fue diagnosticado por expertos de padecer "esquizofrenia paranoide", explicó la fiscalía alemana.

Esta enfermedad habría jugado "al menos un rol mínimo en su capacidad de discernimiento", según la acusación.

Casado y con tres hijos, el sujeto también empujó a la madre del niño, el 25 de julio, cuando intentaba lanzar bajo el convoy a otra mujer, de 78 años.

Inmediatamente después de los hechos, la fiscalía ya había mencionado la hipótesis de un "problema psiquiátrico". La policía suiza, por su parte, indicó que el eritreo había estado sometido a un tratamiento psiquiátrico durante el año.

La orden de arresto en su contra se transformó así en una obligación de hospitalización, sin que por ello se le retirasen las acusaciones de "asesinato" e "intento de asesinato".

El día del asesinato del niño, el hombre también había "amenazado con matar a su vecina con un cuchillo, y trató de estrangularla", en casa de ella para después huir, había revelado la policía alemana.

(Con información de AFP)

¿Qué opinas?