Este brote sigue al detectado esta semana en siete bloques de viviendas del popular distrito berlinés de Neukölln, donde quedaron en cuarentena 370 hogares.
Este brote sigue al detectado esta semana en siete bloques de viviendas del popular distrito berlinés de Neukölln, donde quedaron en cuarentena 370 hogares. | Fuente: EFE

Los cerca de 700 habitantes de un bloque de viviendas de Gotinga, centro de Alemania, quedaron desde hoy en cuarentena, tras ser verificados unos 100 contagios con la COVID-19 en ese edificio, indicaron las autoridades del "Land" de Baja Sajonia.

La medida fue adoptada por considerarse que entre los habitantes de la totalidad del bloque hay alta probabilidad de infección por contacto directo con sus vecinos.

Con ello la tasa de contagios en la última semana en esa ciudad se sitúa en 44,86 por 100.000 habitantes; es decir, rozando los 50 por 100.000 habitantes, tope a partir del cual se considera deben establecerse parámetros especiales.

Este brote sigue al detectado esta semana en siete bloques de viviendas del popular distrito berlinés de Neukölln, donde quedaron en cuarentena 370 hogares.

Junto a esos casos entre edificios de viviendas se ha desatado la alarma asimismo en el país por las infecciones aparecidas entre trabajadores de mataderos y plantas de productos cárnicos. El caso más reciente se ha dado en Gütersloh, con 650 positivos, según alertaron ayer las autoridades sanitarias del "Land" de Renania del Norte-Westfalia, donde se encuentra esa ciudad.

Se estima que el cómputo de contagios podría ser superior, ya que en esa empresa cárnica, Tönnies, han trabajado hasta 7 000 personas en los últimos tiempos. La planta quedó cerrada anoche, mientras se trata de identificar a todas las personas que hayan estado en contacto con los afectados, sean compañeros o familiares.

Estos nuevos brotes cuestionan principalmente la gestión de las autoridades de los estados federados afectados, a las que compete implementar las medidas relacionadas con la pandemia, sean las restricciones o el levantamiento de éstas.

La canciller alemana, Angela Merkel, ha tratado de consensuar con los poderes regionales líneas comunes, aunque en última línea la aplicación de las medidas compete a éstos.

EFE