La policía berlinesa interrumpió la manifestación de unos 18 000 opositores a las mascarillas y a las restricciones impuestas contra la epidemia de la COVID-19 porque no se estaban respetando las reglas de seguridad exigidas por el gobierno.

| Fuente: AFP

Los manifestantes "incumplieron la distancia mínima (de seguridad entre personas) pese a las reiteradas demandas" de las fuerzas del orden, informó la policía, que justificó que "no hay otra posibilidad que disolver la manifestación".

| Fuente: AFP

La protesta fue interrumpida poco después de su inicio, a las 09h00 GMT en la mítica puerta de Brandemburgo.

| Fuente: AFP

Tras el anuncio de la policía, muchos manifestantes se quedaron en el lugar, sentados en el suelo en medio de la calzada, y gritaban "resistencia" o "somos el pueblo", una consigna usada por la extrema derecha, mientras otros entonaban el himno nacional.

| Fuente: AFP

"Pensadores libres", activistas antivacunas, partidarios de la teoría de la conspiración y simpatizantes de extrema derecha se dieron cita en esta protesta, bautizada como "fiesta de la libertad y de la paz".

| Fuente: AFP

Desde primera hora se habían congregado personas de todas las edades, incluidas familias con niños. "Merkel debe marcharse", era uno de los gritos que brotaban a menudo de esta multitud.

| Fuente: AFP

Una manifestación similar reunió el 1 de agosto a unas 20 000 personas en Berlín, la mayoría cercanas a la extrema derecha. En aquel caso también fue dispersada por la policía por las mismas razones.

| Fuente: AFP

"Estamos aquí para decir: ¡hay que tener cuidado! Con crisis de coronavirus o sin ella, hay que defender nuestras libertades", dijo a la AFP Christina Holz, una estudiante de 22 años, que llevaba una camiseta en la que reclama la liberación de Julien Assange, el fundador de Wikileaks, detenido en Reino Unido.

| Fuente: AFP

El ayuntamiento de la capital alemana prohibió inicialmente la manifestación de este sábado por "razones de salud pública": la imposibilidad de respetar la distancia de al menos 1,5 metros entre los manifestantes. Pero el tribunal administrativo dio la razón a los organizadores al dictaminar que "la existencia de un peligro inmediato para la seguridad pública" no era un motivo válido, aunque puso condiciones.

| Fuente: AFP

Esta protesta se llevó a cabo en un contexto de creciente malestar entre la opinión pública alemana por las restricciones decretadas contra la pandemia, pese a que no han sido tan draconianas como en España o Italia, países mucho más golpeados por la COVID-19.

| Fuente: AFP