COVID-19 en Alemania
La policía espera mientras las personas que usan mascarillas hacen cola para acceder al centro de vacunación en el 'Arena' en el distrito Treptow de Berlín. | Fuente: AFP

La canciller alemana, Angela Merkel, reconoció este sábado que el país se encuentra ante "la fase más difícil de la pandemia" e instó a aplicar y cumplir las nuevas restricciones para volver a controlar la propagación del nuevo coronavirus.

En su habitual videomensaje de los sábados, la canciller pidió a la ciudadanía ante esta "peligrosa segunda ola" "paciencia", "prudencia" y "consideración con el prójimo".

"Cuando más consecuentemente apliquemos hoy las medidas, antes podremos controlar (la pandemia) y menor será el tiempo en el que tengamos que vivir con estas restricciones", aseguró la canciller.

Prolongan restricciones

La canciller y los jefes de los 16 Ejecutivos regionales acordaron este martes prolongar hasta finales de enero las restricciones vigentes a la vida pública y la actividad económica, así como endurecer algunas de ellas.

El ocio, la cultura, la gastronomía y el deporte seguirán cerrados (desde noviembre), así como los colegios y los comercios no esenciales (desde diciembre).

Pero además las reuniones privadas se reducen a los convivientes más una persona de fuera del domicilio y la movilidad en las áreas con mayor incidencia acumulada queda limitada a un radio de quince kilómetros en torno a la localidad de residencia.

Son medidas "duras" y "drásticas" que afectan "profundamente el día a día", señaló Angela Merkel, pero son "forzosamente obligatorias" dada la evolución de la pandemia en el país. Alemania registró en las últimas 24 horas 24.694 nuevas infecciones y 1.083 muertes, una de las mayores cifras de la pandemia.

El objetivo, reiteró la canciller, es rebajar "claramente" la incidencia acumulada en siete días hasta "50 casos como máximo" por cada 100.000 habitantes, frente a los actuales 153,9 casos por cada 100.000 habitantes.

Vacunas suficientes

Angela Merkel también habló de la "esperanza" que supone la llegada de la vacuna, pese a que reconoció que la campaña de vacunación ha tenido un inicio "lento", como han denunciado sectores críticos.

El ritmo se acelerará con el paso de los días y la llegada de más dosis, prometió la canciller, que subrayó que lo "importante" es que habrá "suficientes" para todos en Alemania.

"Cada mes más gente podrá tener acceso a la vacuna (...) y finalmente podrán vacunarse todos los que quieran", afirmó sin apuntar fechas concretas. El ministro de Sanidad, Jens Spahn, ha indicado que para mediados de año, las vacunas contra la COVID-19 estarán disponibles para todo el que quiera inmunizarse.

Con respecto a la controversia de los últimos días en Alemania sobre la pertinencia de aprovisionarse de vacunas a través de la Comisión Europea (CE) en lugar de en solitario, Angela Merkel defendió su postura y se mostró "convencida" de que "la vía europea" es la correcta.

"Ningún país puede estar a salvo cuando sus amigos y vecinos no lo están", argumentó la canciller. 

De acuerdo al Instituto Robert Koch (RKI), centro epidemiológico de referencia, Alemania registró en las últimas 24 horas 24.694 nuevas infecciones y 1.083 muertes, una de las mayores cifras de la pandemia.

El país más poblado de la Unión Europea acumula 1.891.581 infecciones, de las que 39.878 han acabado en muerte. Mientras que alrededor de 1.511.800 personas han superado la enfermedad.

(Con información de EFE)

NUESTROS PODCASTS


"Espacio Vital": En este programa el Dr. Elmer Huerta explica si contamos con suficiente oxígeno medicinal para enfrentar la segunda ola de la COVID-19. El Dr. Percy Minaya, médico infectólogo, alerta que no habría el abastecimiento suficiente para atender todos los casos.