Activistas ambientales arrojaron este miércoles pintura a la entrada del prestigioso teatro de ópera italiano La Scala de Milán para protestar por la indiferencia de las instituciones ante el cambio climático.

| Fuente: AFP

La protesta fue organizada con ocasión de la velada de gala de apertura de la nueva temporada este miércoles con la ópera ‘Boris Godunov’, de Modest Músorgski, una audaz parábola del poder en la Rusia de los zares.

| Fuente: AFP

Cinco activistas climáticos del grupo ‘Última Generación’ arrojaron cubos de pintura sobre la fachada del edificio y dentro del pórtico poco después de las 7:30 de la mañana, según un fotógrafo de la AFP.

| Fuente: AFP

Dos personas desplegaron pancartas que decían "Última generación: sin gas y sin carbono". "Decidimos manchar con pintura La Scala para pedirle a los políticos que asistirán al espectáculo de esta noche que saquen la cabeza de la arena e intervengan para salvar a la gente", escribió Last Generation en un comunicado.

| Fuente: AFP

Last Generation, que ha realizado otros actos de protesta en varios museos de Europa, pide a Italia que invierta más en energías renovables y reduzca las emisiones de carbono.

| Fuente: AFP

La policía detuvo a los activistas después de que lanzaron pintura de color rosa brillante, azul eléctrico y turquesa, la cual salpicó la acera.

| Fuente: AFP

"Para evitar la miseria de su propio pueblo y salvaguardar a las personas, los hogares y los negocios, que corren el riesgo de inundaciones y olas de calor cada vez más frecuentes, el gobierno debe actuar ya", clamaron los activistas, refiriéndose al reciente deslizamiento de tierra causado por las lluvias torrenciales en la isla de Isquía y que causó la muerte de 12 personas.

| Fuente: AFP

Un equipo de trabajadores de La Scala comenzó inmediatamente a limpiar la fachada del céntrico teatro con mangueras y la pintura fue completamente eliminada.