Elefanta que vivió 40 años de maltrato en Chile encuentra santuario y una nueva vida en otro país [FOTOS]

En total, el paquidermo tuvo que esperar casi 50 años para encontrar un nuevo hogar. Su llegada al santuario de elefantes de Brasil fue transmitida en vivo.

Tras cuatro décadas de malos tratos en un circo de Chile y siete años a la espera de una transferencia, la elefanta asiática Ramba llegó este viernes a su nueva y definitiva casa: el Santuario de Elefantes de Brasil. Después de una compleja operación, cuya logística llevó dos años para ser elaborada, Ramba fue desembarcada de un Boeing 747 procedente de la ciudad chilena de Rancagua en el aeropuerto de Viracopos de Campinas, en el estado de Sao Paulo.

| Fuente: AFP

El animal fue el primero de su especie en ser recibido en la terminal de cargas de este aeropuerto y su llegada movilizó a un equipo de cerca de treinta personas, además de exigir la utilización de máquinas, como grúa y carretilla elevadora, y refuerzos en la seguridad. El de Ramba es el primer caso de rescate internacional debido a denuncias de maltrato animal de un elefante nacido en cautiverio que Brasil realiza.

| Fuente: EFE

El contenedor de la viajera desembarcó del avión la mañana del miércoles. El compartimiento no fue abierto en ningún momento y la operación para trasladarla al camión tardó casi cinco horas. En la terminal de desembarque, algunos viajeros recibieron a la elefanta con una pancarta de bienvenida.

| Fuente: AFP

De 3,6 toneladas y aproximadamente 55 años, Ramba fue trasladada este viernes, por vía terrestre, desde Campinas hasta el Santuario de Elefantes de Brasil (SEB), en el estado del Mato Grosso. En este lugar, que tiene unos 1.100 hectáreas y prepara su estructura para recibir más elefantes, tendrá una alimentación controlada y compartirá su nueva casa con al menos otros dos animales. Su llegada fue transmitida en vivo por Facebook y fue vista miles de veces.

| Fuente: AFP

Ramba, que tuvo abscesos, problemas renales y hepáticos, fue rescatada en 2012 de un circo en Chile y vivió durante siete años en el Parque Safari de Rancagua antes de que su transferencia a Brasil fuera acordada de forma definitiva. "Vamos a darle la autonomía que ella merece. Allí, ella volverá a ser elefante, hará lo que le de las ganas. Es un cautiverio también, pero de proporciones libres", dijo al portal G1 el biólogo del santuario, Daniel Moura, quien acompañó toda la operación.

| Fuente: AFP

Otros seis animales esperan las respectivas autorizaciones en Argentina. Se trata de Pocha, Guillermina, Kenya y Tamy, de Mendoza; Merry, de Entre Ríos, y Mara, de la capital Buenos Aires. Maia y Guida, las primeras elefantas que llegaron al santuario provenientes de otros lugares de Brasil, son de origen asiático y tienen, respectivamente, 47 y 45 años. (Con información de EFE y AFP)

| Fuente: AFP
¿Qué opinas?