Lula y Jair Bolsonaro
Lula y Jair Bolsonaro | Fuente: Composición RPP

A diez días de la elección en Brasil, el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva amplió de 12 a 14 puntos la ventaja sobre el mandatario Jair Bolsonaro, según una encuesta del Instituto Datafolha divulgada este jueves, y reaviva sus chances de ganar en primera vuelta

Lula subió de 45% a 47% en las intenciones de voto respecto a la semana pasada, frente al 33% cosechado por Bolsonaro, que se mantuvo igual que en el sondeo anterior.

Considerando apenas los votos válidos (sin blancos ni nulos), Lula reúne 50% de los apoyos, porcentaje mínimo para obtener una victoria en primera vuelta.

Aunque su avance está dentro del margen de error de la encuesta (+/- 2 puntos) y los analistas siguen viendo como más probable una definición por balotaje, en estos últimos días "se ha creado un ambiente favorable a una victoria en primera vuelta" el 2 de octubre, dijo a la AFP Adriano Laureno, analista político de la consultora Prospectiva.

Este clima se debe en parte a "errores" cometidos por Bolsonaro, como su polémico viaje al exterior durante el cual acudió al funeral de la reina Isabel II y "una articulación bastante efectiva del Partido de los Trabajadores (PT) de Lula para conseguir el voto útil", apunta Laureno.

En un eventual balotaje, Lula vencería por 54% a 38%.

Otro sondeo divulgado a inicios de esta semana, de la consultora Ipec (ex Ibope) también mostraba a Lula con 47% de los apoyos en primera vuelta (y 52% en el cálculo de votos válidos), y a Bolsonaro con 31%.

- "Por favor, ve a votar", pide Lula -

Para intentar convencer a los votantes de liquidar el pleito el 2 de octubre, la campaña del expresidente intenta sacar provecho del alto rechazo que genera Bolsonaro: 52% de los entrevistados por Datafolha dijeron que no votarían al presidente "de ninguna manera", frente a un 39% que dicen lo mismo sobre Lula.

Los debates televisivos de la última semana y la abstención el día de los comicios -que en 2018 rondó el 20% en una elección que es obligatoria-, son considerados clave en la definición sobre una eventual segunda vuelta.

"Faltan pocos días para la elección. Quisiera que comparezcas... tú, que piensas en abstenerte, que piensas que no te agrada ningún candidato, por favor, ve a la urna, vota", dijo Lula este jueves mirando directamente a la cámara durante una entrevista en el canal SBT, reflejando esta preocupación por el ausentismo.

"Elige a quien sea que creas que va a arreglar este país, pero vota", añadió.

Lula, que gobernó entre 2003 y 2010, sumó esta semana nuevos apoyos simbólicos en Brasil.

Ocho expresidenciables de 2018, entre ellos la popular exministra de Medio Ambiente Marina Silva, cerraron filas con su candidatura.

Aunque no mencionó a ningún candidato, el expresidente Fernando Henrique Cardoso pidió por su parte el jueves a sus compatriotas que en las elecciones del 2 de octubre voten en pro de la democracia, y se desmarcó de Bolsonaro solicitando preservar el "patrimonio medioambiental" de Brasil y fortalecer sus instituciones.

El miércoles, políticos e intelectuales de la izquierda latinoamericana publicaron una carta en la que pidieron al centroizquierdista Ciro Gomes, tercero en los sondeos con 7% de la intención de voto, que renuncie a su candidatura para facilitar la victoria de Lula.

"Todavía está a tiempo de enmendar su error, compañero Ciro (..) Diríjase a sus seguidores y dígales que la urgencia de la lucha contra el fascismo no les deja otra opción que apoyar la candidatura de Lula", rezó la misiva, firmada, entre otros, por el premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel y el expresidente ecuatoriano Rafael Correa.

(AFP)