Chile anuncia impuestos para Uber, Netflix, Spotify, Amazon y otras empresas digitales

El ministro de Hacienda, Felipe Larraín, dijo que su país quiere que estas grandes compañías compitan "en igualdad de condiciones" con las empresas tradicionales.
Netflix tiene más de 60 millones de suscriptores en todo el mundo. | Fuente: Foto: AFP

Chile anunció este jueves que gravará las transacciones de Uber, Spotify y Netflix, entre otras compañías digitales, para que compitan "en igualdad de condiciones" con las empresas tradicionales.

"Creemos que compañías como Uber en transportes de pasajeros; Airbnb en servicio de alojamiento; Netflix y Spotify, en entretenimiento; y todo el comercio digital como Amazon y AliExpress, por dar algunos ejemplos, deben tributar, aportando así al desarrollo de Chile y nivelando la cancha con sus competidores", dijo el ministro de Hacienda, Felipe Larraín.

"No es justo que prestando el mismo servicio unos paguen impuestos y otros no", agregó el ministro, en un punto de prensa en uno de los barrios del comercio de artesanal de zapatos más tradicionales de Santiago, que lucha desde hace años por sobrevivir a la competencia de productos importados.

En un comunicado, Uber aseguró que "cumple con el pago de impuestos en todos los países en los que opera", y en el caso de Chile "seguiremos cumpliendo con el marco jurídico actual y el que posteriormente sea definido por la autoridad".

En principio, está previsto que todas estas compañías digitales de gran expansión en el mundo paguen impuesto a la renta, al valor agregado (IVA) y arancel de importación, salvo que sus países de orígenes tengan un tratado de libre comercio con Chile. "Lo que nosotros queremos no es restarnos a la modernidad, no podemos luchar ni tapar el sol con un dedo, pero sí podemos hacer que compitamos en igualdad de condiciones, frente a las pymes", añadió Larraín.

Difícil implementación

Hoy, plataformas como Uber, Netflix y Spotify no tributan en Chile debido a que no poseen un establecimiento permanente en el país. De poseerlo, pagarían impuesto a la renta por sus ganancias e IVA (19%) por sus operaciones.

Empresas de transportes como Uber y Cabify ni siquiera son legales en el país, donde sus actividades están prohibidas mientras en el Congreso se tramita un proyecto de ley para regular sus operaciones.

"Estamos evaluando alternativas indirectas de gravarlas, como es cobrar un impuesto a la transacción", explicó Larraín, preguntado sobre las dificultades de concretar este anuncio, que se enmarca dentro de un proyecto general para modernizar el actual sistema tributario que se enviará al Congreso a más tardar en septiembre.

El ministro dijo que también los cargos impositivos podrían cobrarse con el sobrecargo al pago realizado mediante tarjeta de crédito.

AFP

Sepa más:
¿Qué opinas?