Bolivia
Bolivia suma más de 900 fallecidos por la COVID-19. | Fuente: EFE

La cuarentena en Bolivia se amplía un mes más, a todo julio, ante el aumento de casos de la COVID-19 en el país, que supera los 29 400 con más de 900 fallecidos entre sus once millones de habitantes.

El Gobierno interino de Bolivia publicó anoche un decreto que extiende esta medida "ante el incremento del contagio comunitario y aumento de casos positivos".

La cuarentena es "condicionada y dinámica", con restricciones que se pueden flexibilizar o endurecer en función de cómo evolucione la enfermedad, que suma 29 423 casos y 934 decesos, según el último reporte oficial.

No obstante, mantiene el cierre de fronteras, la suspensión de vuelos internacionales, de las clases presenciales en todos los niveles educativos y de eventos públicos, ya sean culturales, deportivos, incluyendo gimnasios, festivos, religiosos, políticos y todo tipo de reunión que genere aglomeración de personas.

La Federación Boliviana de Fútbol, sectores como el artístico y los gimnasios, entre otros, reclaman sin embargo que puedan retomar su actividad, paralizada desde que el pasado 22 de marzo comenzaron las principales restricciones de la cuarentena.

La suspensión incluye actos políticos, mientras el calendario electoral establece que el 24 de julio se reanuda la campaña para los comicios del 6 de septiembre.

La prohibición de circulación de personas y vehículos rige de lunes a viernes entre las 18:00 y 05:00 hora local, durante todo el día los sábados y domingos para el tráfico, salvo para servicios como la seguridad ciudadana y el sanitario, y siempre con medidas preventivas como el distanciamiento de un metro y medio entre personas, el uso de barbijo, la desinfección con alcohol y el lavado permanente de manos.

El decreto permite el retorno al país de bolivianos y residentes, además del ingreso del transporte internacional de mercancías, con protocolos de bioseguridad, como excepciones al cierre de fronteras y del espacio aéreo. (EFE)