Bolsonaro y Haddad los candidatos con mayor preferencias en las encuestas. | Fuente: EFE | Fotógrafo: JONATHAN NACKSTRAND for OIS/IOC

Los brasileños celebran este domingo la primera vuelta de una elección presidencial que podría llevar al poder al ultraderechista Jair Bolsonaro, tras una belicosa campaña que expuso las divisiones profundas de una democracia convulsionada por múltiples crisis.

Bolsonaro, del Partido Social Liberal (PSL), tuvo un fuerte crecimiento en las encuestas después de ser apuñalado en un mitin el 6 de septiembre y llegó en los sondeos del sábado por primera vez al 40% de votos válidos (que excluyen los votos en blanco y los nulos).

Le sacó además entre 15 y 16 puntos de ventaja a su más inmediato contendiente, Fernando Haddad, sustituto del encarcelado expresidente Luiz Inácio Lula da Silva como candidato del Partido de los Trabajadores (PT, izquierda). Y busca ahora un empuje final para tratar de evitar una segunda vuelta, el 28 de octubre.

"Si entre hoy y mañana cada uno de ustedes consigue ganar apenas un voto, liquidamos el asunto en la primera vuelta. Podemos hacerlo. Hay aún muchos indecisos, mucha gente que busca el voto útil", afirmó el candidato ultraderechista en un video difundido en su cuenta de Facebook.

Se prevé segunda vuelta

Los analistas ven posible, aunque poco probable, que eso ocurra. La principal incógnita reside en el número de electores "ocultos" de Bolsonaro, que en las encuestas afirman que votarán en blanco o se declaran indecisos.

Los sondeos indican que en una segunda vuelta los dos políticos, que son al mismo tiempo los favoritos y los que tienen mayor índice de rechazo, estarían en empate técnico, con tendencia a favor de Bolsonaro (45-43% según el instituto Ibope y 45-41% según Datafolha).

Un total de 147,3 millones de brasileños están llamados a votar en estas elecciones que son también legislativas, de gobernadores y de representantes de las asambleas de los estados. Las oficinas de voto abrirán a las 8:00 a.m. y las últimas cerrarán a las 5:00 p.m. Los resultados definitivos deberían conocerse en menos de dos horas.

El vencedor reemplazará el 1 de enero al presidente conservador Michel Temer, el más impopular desde el fin de la dictadura militar (1964-1985). (AFP)

 

 

 

 

¿Qué opinas?